Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMartes 10 de enero de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se incumplen lineamientos para su venta a menores: organización

Sin freno, consumo de alimentos chatarra entre los estudiantes

Persiste la publicidad engañosa que confunde al comprador, señala

Patricia Muñoz Ríos
 
Periódico La Jornada
Martes 10 de enero de 2012, p. 35

Los lineamientos escolares para la venta de alimentos a los niños no han dado resultados, y las escuelas siguen siendo el principal ambiente obesigénico, porque en realidad no se ha frenado el consumo de alimentos industrializados y el expendio de estos productos chatarra no está regulado, sólo fue reducido.

Por ejemplo, los lineamientos señalan que se deben bajar dos gramos en las papas fritas, esto es, de 30 a 28 gramos, lo que no es suficiente, además de que las etiquetas son engañosas, alertaron el director de la asociación El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo, y el doctor Abelardo Ávila, del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

Calvillo habló durante la presentación de una denuncia ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que hizo la organización, donde se fundamenta que las leyendas de alimentos industrializados que consumen los niños de escuelas primarias presentan etiquetas engañosas, y que esto afecta su salud, por lo que deben retirarse y en su lugar colocar información fidedigna.

En la denuncia contra el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico), se hace referencia a estudios elaborados por el Instituto Nacional de Nutrición de la Secretaría de Salud y de la asociación civil El Poder del Consumidor, que señalan que las etiquetas de diversos productos alimentarios contienen información falsa, lo que genera graves consecuencias para su salud.

El principal daño metabólico provocado a los niños es la obesidad, dijo el doctor Ávila, quien añadió que el consumo cotidiano de alimentos chatarra está causando que desde temprana edad padezcan enfermedades como diabetes tipo 2 e hipertensión.

Desde su punto de vista, los lineamientos escolares no han impulsado de fondo la cuestión de la buena nutrición y el cambio de hábitos, como el consumo de más agua que refrescos, por lo que de no corregirse esta situación el país iría a una catástrofe epidemiológica y económica.

Esto sucedería, según expuso el doctor Ávila, porque cifras oficiales revelan que la diabetes está provocando estragos en la población, pues sólo por esta enfermedad mueren cinco personas cada 48 horas, y dos terceras partes de quienes han padecido el mal por más de 10 años pierden la vista poco a poco hasta quedar ciegos.

A su vez, el director de El Poder del Consumidor sostuvo que debido al alto consumo de azúcares y grasas, actualmente en el país hay más de 10 millones de diabéticos y esta cifra se duplicará en ocho años.

Al contrario, las empresas siguen poniendo etiquetas engañosas, pues dan información sobre una porción del producto y no de la totalidad, ya que, por ejemplo, los contenidos de refrescos de 600 mililitros tienen información sólo de 200, para confundir a consumidores, señaló.