Capital
Ver día anteriorDomingo 12 de febrero de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se queja de que en la capital habrá un proceso inequitativo

Beatriz Paredes se registra como precandidata del PRI al GDF
Gabriela Romero y Roberto Garduño
 
Periódico La Jornada
Domingo 12 de febrero de 2012, p. 29

Al registrarse como precandidata del PRI para la jefatura de Gobierno del Distrito Federal, Beatriz Paredes Rangel advirtió que la oposición al PRD en la ciudad de México no enfrenta a un candidato o a un partido, sino a un aparato gubernamental, dispendioso y decidido a realizar una elección de Estado, sin importar costos, rebasar topes de campaña, incidir sin recato en la manipulación electoral, ni el retroceso en la democracia real.

Veinte minutos después de las 11 de la mañana, la diputada federal con licencia apareció en la explanada de la sede nacional del PRI junto al abanderado de su partido a la presidencia, Enrique Peña Nieto, con quien subió al templete donde ya la esperaban los integrantes de la Comisión Nacional de Procesos Internos.

Luego de cumplir con el protoloco, Paredes Rangel dirigió un mensaje en el que se presentó como una persona combatiente, un cuadro dispuesto a cumplir las misiones requeridas a favor de las causas, no obstante la dificultad, y señaló que hubo quienes le dijeron que era un riesgo innecesario exponer su trayectoria y destino en un espacio de competencia electoral tan inequitativo.

La ex presidenta nacional del PRI habló de intrigas, de guerra sucia y de quienes han querido manipular políticamente un tema para confundir a los ciudadanos y socavar mi trayectoria personal, como una mujer de avanzada y convencidamente liberal.

Foto
Enrique Peña Nieto acompañó a Beatriz Paredes a registrarse en la sede nacional del tricolorFoto José Antonio López

Por lo que aclaró, que de ganar, no dará marcha atrás en las reformas que permiten la interrupción legal del embarazo, el matrimonio entre parejas del mismo sexo y la posibilidad de que adopten. “Con respeto a las convicciones religiosas que profesa cada quien –característica consustancial del Estado laico de la que me enorgullezco–, afirmo que las reformas que favorecen que las mujeres determinen en libertad sobre su cuerpo, no son negociables.

Ni un paso atrás en los derechos de toda la diversidad que constituye a esta ciudad, para garantizar con sentido incluyente, su estabilidad civil y familiar.

Garantizó, además, que no sólo se mantendrán los apoyos a la tercera edad, madres solteras, becas a estudiantes, entre otros, sino que irá mucho más lejos, integrando un verdadero sistema de política social.

Se refirió por igual a los amigos preocupados por la dificultad de la competencia, y a los adversarios que de manera recurrente la enferman o anuncian su retiro, a estos últimos les digo que esta muchacha goza de cabal salud.

Añadir un comentario