Política
Ver día anteriorJueves 23 de febrero de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Pide que los gobiernos actúen con responsabilidad en lugar de intercambiar acusaciones

Insta Peña Nieto a reconstruir el sistema penitenciario y rehabilitar a los reclusos

La violencia en penales pone de manifiesto el fracaso en inhibir la comisión de delitos, dice

Rosa Elvira Vargas
 
Periódico La Jornada
Jueves 23 de febrero de 2012, p. 12

Los asesinatos, la violencia y la evasión de reos en las cárceles de Nuevo León ponen de manifiesto el problema del sistema penitenciario en el país, su vulnerabilidad y debilidades, así como el incumplimiento en inhibir la comisión de nuevos delitos y rehabilitar a los prisioneros.

Al señalar lo anterior, Enrique Peña Nieto, precandidato del PRI a la Presidencia de la República, calificó de grave el intercambio de acusaciones entre los gobiernos federal y de los estados cuando suceden hechos de este tipo en diversas partes del país.

Ante todo se buscan culpables, cuando lo real, dijo, es que no hay entidad que escape a la insuficiencia de cárceles o a la saturación de sus instalaciones y la presencia de reos de alta peligrosidad que purgan condenas en prisiones no preparadas ni construidas para tenerlos ahí.

Fustigó al gobierno federal por no haber edificado nuevas cárceles. Las va a construir; promete tenerlas, pero no las tiene.

Peña Nieto sostuvo que más que repartir culpas se requiere dar atención a un problema que se ha presentado no sólo en Nuevo León sino, en fechas recientes, en Durango, Coahuila y Tamaulipas, por citar algunos.

Luego de reunirse en privado con miembros del grupo Por México –integrado por hombres de empresa, propietarios de medios de comunicación y representantes de diversos credos religiosos, entre otros– señaló: más que reformar, se requiere cumplir con los objetivos del sistema penitenciario, pues es evidente que éstos no se logran, sobre todo en cuanto a inhibir la comisión de delitos y reformar a los presos.

Asimismo, desdeñó a quienes plantean que debe renunciar el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, tras los hechos ocurridos en las prisiones de aquella entidad. Siempre que hay un hecho de este tipo, lo primero que se dice es que hay que quitar al gobernador. Pero, insisto, no se trata de repartir culpas, sino de actuar con corresponsabilidad.

Subrayó que en el caso de Apodaca había reos purgando penas por delitos federales, pero como no hay centros federales donde confinarlos, son enviados a cárceles estatales.

Pidió reconstruir el sistema penitenciario con una política de objetivos claros de rehabilitación y desalentar la comisión de nuevas faltas, los cuales hoy, me parece, no se están cumpliendo.

Está muy clara también, apuntó, la saturación del sistema carcelario, con más de 45 mil reos respecto de la capacidad instalada, y eso exhibe con toda claridad la insuficiencia y la poca atención que ha habido hasta ahora a este tema.

Finalmente, Peña Nieto refirió que en el almuerzo privado compartió opiniones con los integrantes de Por México sobre los conflictos que enfrenta el país y las tesis de hacia dónde se debe transitar en los próximos años.

Acerca de la colaboración anunciada recientemente entre el Departamento de Estado estadunidense y las nuevas autoridades mexicanas, planteó que la simultaneidad en la llegada de nuevos gobiernos en ambos países representa una oportunidad de colaboración para resolver problemas comunes.

Añadir un comentario