Política
Ver día anteriorJueves 23 de febrero de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Culpa a las autoridades federales si pierde la vista; me han negado tratamiento para el glaucoma

Cumplir su palabra de liberarlo, exige el profesor Patishtán al gobernador Sabines

El prisionero considera que su traslado a penal de Sinaloa fue un castigo por exigir justicia

Hermann Bellinghausen
 
Periódico La Jornada
Jueves 23 de febrero de 2012, p. 22

El profesor tzotzil Alberto Patishtán Gómez, preso político de la Voz del Amate y adherente de la otra campaña del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), quien lleva encarcelado cerca de 12 años –y que meses atrás fue trasladado de Chiapas al Cefereso número 8, llamado Norponiente, en Guasave, Sinaloa–, acusó al gobernador de Chiapas, Juan Sabines Guerrero, de incumplir su compromiso de gestionar su libertad ante las autoridades federales.

A casi dos años de que el gobernador de Chiapas declaró públicamente mi inocencia y se comprometió a liberarme, dicho compromiso quedó en palabras y nada de hechos, sostiene el preso de conciencia y defensor de derechos humanos de la población carcelaria.

Esto ocurrió en su visita cuando estuve internado en el Hospital Vida Mejor a causa de mi enfermedad de glaucoma. El hecho fue ampliamente publicitado por el propio gobierno chiapaneco. A pesar de aquella declaración –añade el docente indígena– y de este padecimiento de la pérdida de mis ojos, fui víctima de un traslado a Guasave luego de que presos de la Voz del Amate y Solidarios de la Voz del Amate nos declaramos en huelga de hambre, ayuno y plantón con el fin de reclamar justicia por nuestro encarcelamiento injusto. O sea, fue castigado por protestar.

Patishtán, vocero de dicho movimiento, que duraría 39 días entre septiembre y noviembre de 2011, sufrió un traslado violento el 20 de octubre. Actualmente, luego de cuatro meses de mi estancia en el Cefereso, el médico del centro y las autoridades han ignorado mi enfermedad y el tratamiento, por lo que la situación es crítica, y por cualquier situación fatal que sucediera en perder mi vista, hace también responsables a las autoridades federales.

Asimismo, les exige que tomen cartas en el asunto, y exhorta al presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, a otorgarle libertad inmediata e incondicional, conjuntamente con los solidarios de la Voz del Amate, por los encarcelamientos injustos.

El profesor, acusado falsamente y en solitario de una masacre de policías en el municipio El Bosque, Chiapas, en 2000, hecho del cual, pese a estar sentenciado, ha quedado plenamente acreditada su inocencia, declara: Las muertes de inocentes, las desapariciones y los encarcelamientos injustos en México no cesan; actualmente sólo vemos los grandes índices de violaciones a los derechos humanos ocasionados por las autoridades federales y estatales, y lo más triste, lamentable, cruel e inhumano es cuando se le violan sus derechos a un preso inocente y enfermo.

La desventura de Patishtán es que ha servido de chivo expiatorio para no investigar a fondo aquellos hechos graves, ocurridos en la carretera El Bosque-Simojovel. De salir libre, las autoridades deberán investigar nuevamente a los verdaderos culpables de aquella masacre; ello pondría en entredicho al ex gobernador Roberto Albores Guillén, a la sazón mandatario de Chiapas y actualmente aliado político de Sabines Guerrero. Quedaría evidenciado que sigue siendo un crimen no resuelto y del cual nunca quedaron claramente deslindadas las autoridades estatales de entonces.

Añadir un comentario