Opinión
Ver día anteriorDomingo 26 de febrero de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Atentado suicida en Yemen deja 26 militares muertos
Afp, Xinhua y Reuters
 
Periódico La Jornada
Domingo 26 de febrero de 2012, p. 23

Saná, 25 de febrero. Al menos 26 soldados de la Guardia Republicana perdieron la vida hoy en un atentado suicida perpetrado en la entrada del palacio presidencial de Mukalla, en el sudeste de Yemen, ataque que se atribuyó Al Qaeda.

Seis soldados sucumbieron a sus heridas, declaró un médico del hospital Ibn Sina, después de indicar que los cadáveres de 20 militares fueron llevados a la morgue y hay numerosos heridos.

Un coche bomba estalló a la entrada del palacio presidencial de Mukalla. Según una fuente militar, ningún funcionario se encontraba en el palacio en el momento del atentado que se atribuyó la filial en Yemen de Al Qaeda.

Al Qaeda en la Península Arábiga llevó a cabo la operación de martirio de hoy contra los guardias republicanos en Mukalla en venganza por los crímenes continuos de las fuerzas de elite del gobierno, afirmó en un comunicado.

El ataque ocurrió horas después de que Abd Rabbu Mansour Hadi juró como presidente ante el Parlamento, luego de las históricas elecciones de esta semana iniciadas por un acuerdo de transferencia de poder mediado por el Consejo de Cooperación del Golfo.

Hadi sustituye a Alí Abdulá Saleh, quien permaneció durante 33 años en el poder y fue derrocado luego de manifestaciones populares a finales de enero pasado.

El nuevo presidente dijo que Yemen debe dejar en el pasado un año violencia, para volcar su atención en los problemas económicos y a la tarea de retornar a sus hogares a los desplazados por la crisis.

Tras el discurso de Hadi, manifestantes en la ciudad de Aden se enfrentaron con fuerzas de seguridad, matando a un soldado. Dos militares y dos civiles fueron heridos, agregaron fuentes médicas.

Por otra parte, más de 3 mil manifestantes se concentraron hoy ante la sede de la Unión General de los Trabajadores Tunecinos en la capital, para reclamar la renuncia del gobierno y denunciar las agresiones a sus simpatizantes.