Política
Ver día anteriorSábado 17 de marzo de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Wikileaks en La Jornada/ Petróleo

Difiero de la opinión del ingeniero Cárdenas, sin pacto pasará lo que él teme

El Senado no puede modificar el tratado: Labastida
Foto
Trabajadores en la plataforma de exploración Bicentenario, de Industrial Perforadora Campeche, Grupo R, con capacidad de perforación profunda y semiprofunda, en el pozo Talipao 1 en el Golfo de México. Imagen de agosto de 2011Foto José Carlo González
Andrea Becerril
 
Periódico La Jornada
Sábado 17 de marzo de 2012, p. 3

El presidente de la Comisión de Energía del Senado, Francisco Labastida Ochoa, comentó que la ratificación del tratado entre México y Estados Unidos sobre sobre yacimientos transfronterizos de hidrocarburos en el Golfo de Méxicos se hará en este periodo de sesiones, que concluye en abril, luego de un análisis a fondo del contenido del documento y de examinar puntos de vista como el publicado ayer por el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas.

Labastida, ex candidato presidencial del PRI, dijo que va a analizar a fondo los planteamientos y preocupaciones de Cárdenas –externados un día antes en un amplio documento publicado en La Jornada– aunque de entrada debe aclarar que el Senado no tiene la opción de demandar que se modifique el acuerdo con Estados Unidos.

Cárdenas planteó que el Senado debe exigir al presidente Felipe Calderón que se modifique el tratado a fin de que quede plenamente salvaguardado el interés nacional, para que el texto no vaya a ser antecedente en la suscripción de otros tratados internacionales.

Al respecto, Labastida respondió que los senadores sólo pueden aprobar o rechazar el tratado. No está en la ley otra opción, no tenemos la facultad de modificar.

Difirió de lo expresado por Cárdenas en el sentido de que el tratado deja sin protección el interés nacional, pues las empresas que ya trabajan en el lado estadunidense de la frontera marítima no quedan obligadas a su observancia y la firma de ese acuerdo parece una presión ejercida sobre el gobierno mexicano para facilitar el trabajo de esas corporaciones petroleras.

“Le tengo un gran aprecio y respeto al ingeniero Cárdenas, pero no comparto ese punto de vista. ¿Qué ocurre si no hay tratado? Las empresas estadunidenses que tienen ya concesiones del otro lado podrán seguir perforando y sacarán el petróleo del lado de Estados Unidos y, vía migración, por el efecto popote, también del lado mexicano. Eso es lo que ocurriría”.

Recalcó que eso es lo que se trata de evitar y por ello se realizaron las modificaciones a la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional –incluidas en la reforma petrolera de 2008– en materia de yacimientos transfronterizos, que dieron pie al acuerdo posterior con Estados Unidos, que los senados de ambas naciones deben ratificar.

Sin el acuerdo, ocurriría exactamente lo que el ingeniero Cárdenas teme. Al no tener que respetar nada, se llevaría todo el petróleo el que tenga mayores avances tecnológicos y más capital. Sin tratado, insistió, cada quien va a perforar de su lado como mejor pueda.

Ello, recalcó, con el riesgo notorio de que el petróleo que se saque sea menor, se deje innecesariamente mucho crudo en el subsuelo y que México sea el perdedor ante la tecnología de las trasnacionales estadunidenses.

Labastida señaló que en la Comisión de Energía tiene la obligación de examinar los puntos de vista externados por Cárdenas antes de reunirse a dictaminar la ratificación del acuerdo.

Precisó que en breve citará a reunión a la Comisión de Energía, en una sesión pública, para que todas las fuerzas políticas expresen sus puntos de vista y en base a ellos se dictamine.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks