Economía
Ver día anteriorLunes 19 de marzo de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Con fuerza excesiva, los policías arrestaron a decenas de manifestantes en Plaza Libertad

Al cumplir seis meses, Ocupa Wall Street marchó por NY: aquí estamos, afirman

Es un aviso de lo que será esta primavera, declaran

Ese parque es terreno sagrado: Moore

Foto
Ocupas detenidos por la policía de Nueva York en el Parque Libertad el pasado sábado, permanecen esposados en la calle, tras ser detenidos con violenciaFoto Reuters
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 19 de marzo de 2012, p. 25

Nueva York, 18 de marzo. Para marcar los seis meses de vida de Ocupa Wall Street, durante todo el sábado cientos marcharon por las calles del sector financiero de Nueva York, escoltados, como siempre, por policías nerviosos que con cada vuelta sorpresiva se vieron obligados a corretear detrás de los manifestantes, mientras el día culminó en la cuna del movimiento, la Plaza Libertad (oficialmente parque Zuccotti), con baile, música, discursos vía micrófono humano y, poco después de la medianoche, con represión y decenas de arrestos.

Nada más era para dejar claro que aquí seguimos, que no nos hemos esfumado, y dar un primer aviso de lo que será esta primavera, comentó uno de los participantes.

Teatro de calle, tambores y guitarras acompañaron el festejo marcando el primer semestre de acciones que comenzaron con la ocupación de la Plaza Libertad para denunciar la desigualdad económica, estrenando la frase del 1 por ciento contra el 99 por ciento que ha pasado a formar parte del vocabulario cotidiano en la conversación nacional en este país, y que detonó ocupaciones de espacios públicos en cientos de ciudades.

Algunos manifestantes proclamaron todo esto como el comienzo de una primavera estadunidense.

Resurgen consignas

Como en incontables ocasiones anteriores, los manifestantes marcharon por la zona de Wall Street, con policías a pie y en motonetas siguiendo de cerca esta aparente amenaza, que aún genera enorme atención de las autoridades.

Desde el mediodía del sábado cientos llegaron a la Plaza Libertad, y de ahí partieron marchas cuyos integrantes coreaban que los banqueros son gángsters y todo el día, toda la semana, ocupa Wall Street.

Había referencias al Día de San Patricio –festejado el sábado como día de los irlandeses–, con personas vestidas de verde mientras algunos afirmaban que, igual al santo patrón irlandés, ahora se trataba de expulsar a las víboras de estas tierras. Incluso, según algunas versiones, llegó un grupo de gaiteros después de haber participado en el desfile oficial de San Patricio, para serenar a los ocupas cuando algunos fueron arrestados.

Al anochecer se hablaba de cómo procedería la reocupación de 24 horas planeada para este semi aniversario. En el día la policía había realizado una docena de arrestos, algunos con fuerza excesiva, y se mantuvo observando con la explicación de que su objetivo era evitar que los manifestantes intentaran plantar un campamento.

Poco antes de la medianoche algunos manifestantes empezaron a colocar algunas tiendas de campaña en el centro del parque y la policía empezó a movilizarse. Más de cien agentes avanzaron hacia el centro, mientras un oficial advertía que el parque estaba cerrado (por ley está abierto al público las 24 horas) y que se arrestaría a los que no se retiraran.

Decenas de manifestantes enlazaron los brazos y corearon: no tenemos miedo. La policía ingresó y arrestó a decenas (cifras oficiales hablan de 73 detenidos a lo largo del día, mientras los manifestantes calculan que fueron más de 80).

El periódico de Ocupa Wall Street –el Occupied Wall Street Journal– reportó: Una vez más la policía trajo la violencia a una reunión pacífica y alegre en Plaza Libertad.

Las barreras metálicas de nuevo rodean el parque –como hicieron durante semanas en el otoño pasado–, pero los manifestantes explican que la violencia empleada por las autoridades siempre tiene el mismo efecto de elevar el perfil del movimiento, nutrir sus filas y ampliar su apoyo.

Hubo incidentes de golpes con macanas, empujones agresivos y formas violentas de detener a manifestantes, esposarlos y golpearlos contra la pared o una patrulla. Una mujer fue detenida, tirada al suelo, esposada y hasta pateada por policías, informaron medios y denunciaron manifestantes.

Es maravilloso que este movimiento continúe creciendo. Creo que las metas son claras, la gente está preocupada porque no tiene ningún control sobre su propia democracia, no tiene control sobre su vida, comentó el famoso documentalista Michael Moore, quien pasó por Plaza Libertad poco antes de que la policía expulsara a los manifestantes la noche del sábado, reportó la agencia Reuters. Este es el comienzo. Este parque es terreno sagrado para millones a lo largo del país, concluyó.

Se reportaron arrestos en Los Ángeles y en otras ciudades del medio este del país, y la noche del domingo se convocaron acciones de solidaridad con los arrestados en varias ciudades, incluyendo Nueva York.

Para actualizaciones y mayor información ver La Jornada Indignados