Economía
Ver día anteriorJueves 12 de abril de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El Fondo también pugna por aumentar los años de trabajo

Vivir más de lo esperado es un riesgo, según el FMI; plantea bajar pensiones
Roberto González Amador
 
Periódico La Jornada
Jueves 12 de abril de 2012, p. 24

Vivir más de lo esperado es un riesgo. Así lo entiende el Fondo Monetario Internacional (FMI), el cual pugna por reducir las pensiones y aumentar los años de trabajo antes de tener derecho al retiro. Lo llama riesgo de longevidad y tiene que ver con el costo creciente, en términos financieros, de atender el aumento en la expectativa de vida de la población.

Hay países, como es el caso de México, en los que se ha transferido ya parte de ese riesgo a los propios trabajadores, que deben financiar con recursos propios acumulados a lo largo de su vida laboral, una pensión al momento del retiro. Pero el organismo cree que no es suficiente.

“Las implicaciones financieras de que la gente viva más de lo esperado son muy grandes. Si el promedio de vida aumentara para 2050 tres años más de lo previsto hoy, los costos del envejecimiento –que ya son enormes– aumentarían 50 por ciento”, expuso el FMI en un adelanto del documento que presentará la próxima semana en su asamblea.

El informe parte de las proyecciones demográficas de Naciones Unidas y, a partir de considerar una pensión equivalente a 60 por ciento del último sueldo recibido por el trabajador (la llamada tasa de reemplazo), calcula que los gastos en pensión prácticamente su duplican tanto para los países avanzados como para naciones en desarrollo.

Bajo los supuestos demográficos de Naciones Unidas y con una tasa de remplazo de 60 por ciento, el gasto total relacionado con las personas mayores prácticamente se duplicará en el periodo de 2010 a 2050. Con base en esa expectativa de crecimiento de población y la tasa de remplazo mencionada, el costo anual (de las pensiones) subirá de 5.3 a 11.1 por ciento del producto interno bruto (PIB) en las economías avanzadas y de 2.3 a 5.9 por ciento del PIB en las economías emergentes, menciona el documento

El inesperado riesgo de longevidad no sólo está relacionado con los individuos, sino que alcanza también a todos aquellos que proveen servicios como ingresos de retiro garantizado o planes definidos de pensiones, así como a las compañías aseguradoras, explicó Laura Kodres, directora asistente del departamento monetario y de mercado de capitales del FMI, en una teleconferencia desde Washington.

“Si nos ponemos a pensar sobre el riesgo de longevidad en términos globales, es como hablar de nuestro propio problema de financiar el retiro multiplicado por miles de millones de veces. El cálculo –en términos financieros– del riesgo de longevidad alcanza 50 por ciento del PIB de 2010 para los países avanzados y de 25 por ciento del PIB en los países en desarrollo. Si esto lo ponemos en dólares, significa millones de millones de dólares”, expuso.

La expectativa de vida se ha incrementado en todas las regiones del mundo. Aumentó de 48 años en promedio en 1950 a 60 años en 1980 para acercarse a los 70 años en 2010, cita el estudio del FMI. Para efectos de lo que el organismo llama riesgo de longevidad, es decir, los gastos asociados a la pensión, es el aumento en la expectativa de vida de una persona que ha cumplido 60 años y que, usualmente, estaría en la franja de los pensionados.