Economía
Ver día anteriorViernes 13 de abril de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Advierten expertos que la banda de 700 Mhz tiene más valor que la disputada a MVS

Amparo de filial de Televisa contra apagón analógico oculta interés por las frecuencias
Miriam Posada García
 
Periódico La Jornada
Viernes 13 de abril de 2012, p. 26

Especialistas en telecomunicaciones coincidieron en que el interés de Televisora Peninsular, filial de Televisa, por retrasar el apagón analógico mediante un amparo radica en no perder la banda de 700 megahercios (Mhz) en la que operan hoy las televisoras analógicas, ya que se trata de una banda de gran valor, pero para servicios de banda ancha móvil, incluso más rentable que la de 2.5 gigahercios (Ghz), ya que la demanda de ese servicio crecerá 25 veces en los próximos años.

Irene Levy, presidenta de Observatel, señaló que el amparo interpuesto en contra del proyecto para la transición a la televisión digital terrestre (TDT) es un intento de Televisa por mantener el status quo durante un buen tiempo e impedir la entrada de nuevos competidores al mercado de televisión abierta. Jorge Fernando Negrete, presidente de Mediatelecom, aseguró que Televisa está intentando no devolver el espectro que corresponde al dividendo digital y que el gobierno usará para banda ancha móvil. Afirmó que la empresa de Emilio Azcárraga tendió una cortina de humo con la polémica sobre la reasignación de la frecuencia de 2.5 Ghz que opera en su mayoría Multivisión, con el argumento de que la tendencia mundial es que se use para banda ancha móvil, para proteger el espectro que ésta y otras televisoras operan en la banda de 700 Mhz y que en realidad es el más valioso para telecomunicaciones móviles.

Hasta 2008 la banda de 2.5 Ghz estaba considerada la mejor en tecnología y rentabilidad para los servicios de banda ancha móvil, pero la misma tendencia mundial cambió al espectro de los 700 Mhz por ser más rentable aún. En muchos países en los que se ha dado el apagón analógico las televisoras se han inconformado al devolver el espectro de 700, lo que se conoce como dividendo digital, porque es sabido que en los próximos años la demanda en el mercado de datos se va a incrementar 25 veces.

Foto
Instalaciones de Televisa ChapultepecFoto Marco Peláez

El miércoles pasado la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) informó que su pleno estaba imposibilitado de votar el anteproyecto del acuerdo por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones del acuerdo por el que se adopta el estándar tecnológico de televisión digital terrestre y se establece la política para la transición a la TDT, porque existe un amparo interpuesto por Televisa y que se presentó a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) porque dicho documento estaba en consulta.

La Cofetel informó que tuvo conocimiento de ese mandato judicial apenas el martes 10 de abril, a través de un oficio enviado por la Cofemer con fecha de 4 de abril, en el que informa la existencia del amparo y que fue concedido desde diciembre de 2011.

Esta orden judicial frena la celeridad con la que el pleno de la Cofetel y la Cofemer retomaron el tema del apagón analógico.

Irene Levy abundó en que el interés de Televisa por detener la transición a la TDT también puede radicar en que las televisoras han argumentado que deberán hacer inversiones fuertes, pero este amparo no deja de despertar la suspicacia de que también buscan impedir la entrada de nuevos competidores, ya que sigue abierta la posibilidad de que se liciten una o dos cadenas para televisión digital.

Consideró que a reserva de conocer el contenido del amparo promovido entre las televisoras, hay incertidumbre entre los concesionarios debido a que no hay suficiente penetración de televisión digital en la población, y para que sea negocio emigrar a ese esquema necesitan clientes que no son suficientes cuando sólo hay 5 por ciento de penetración a nivel nacional.

Jorge Fernando Negrete enfatizó que Televisa y otras televisoras están empeñadas en retrasar el apagón analógico por lo menos hasta 2021 porque además de impedir la competencia se benefician con la acumulación de espectro.