Política
Ver día anteriorMiércoles 18 de abril de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Elecciones 2012

Necesario despartidizar políticas energéticas, afirma en gira por Jalisco y Nayarit

Critica Peña expropiación de YPF Repsol
Rosa Elvira Vargas
Enviada
Periódico La Jornada
Miércoles 18 de abril de 2012, p. 11

Puerto Vallarta, Jal., 17 de abril. Fiel a su credo de abrir la industria petrolera mexicana al capital privado, Enrique Peña Nieto se dijo respetuoso de la soberanía argentina, pero también mostró su desacuerdo con la decisión tomada por el gobierno de aquel país de expropiar 51 por ciento de las acciones de YPF Repsol. Esa determinación, subrayó, resta confianza en el sector privado para invertir.

De llegar a Los Pinos, él a su vez –y por si a alguien le quedaran dudas– buscará reformar las leyes vigentes sobre el petróleo nacional, pues México ha perdido tiempo y tiene que despartidizar las políticas en materia energética y permitir a los particulares invertir en exploración, explotación y refinamiento.

Hasta ahí la exposición de sus planes y convicciones en esa materia ante el Foro Económico Mundial para América Latina, a cuyos participantes había también respondido por la mañana interrogantes en materia económica y social, y donde resaltó el estado insatisfactorio de los signos vitales del desarrollo nacional y criticó el funcionamiento de los programas asistenciales, entre ellos el Procampo.

Pero al salir de ahí, en entrevista banquetera y luego en los dos mítines posteriores, Peña Nieto se instaló en la arena del debate, la confrontación y la réplica a la reciente andanada del PAN, tildándolo de mentiroso.

Critica campañas de agresión

Frente a auditorios integrados sólo por simpatizantes del PRI, arremetió, sin citarla por su nombre, contra Josefina Vázquez Mota y su partido –no somos enemigos, sino adversarios, había dicho– por la instrumentación de campañas llenas agresión y de información distorsionada, similares a la guerra sucia orquestada hace seis años.

Ante la gente de Bahía de Banderas, con sus reiterados sí se puede y en medio de aplausos, el mexiquense lanzó: ¡Basta ya de mantener las agresiones! Este es tiempo de civilidad, de democracia y sobre todo es tiempo de que los partidos políticos y sus candidatos demuestren respeto para la sociedad mexicana. Acudir a las agresiones, dijo en todos los tonos, no significa sólo dañar al adversario, sino al pueblo de México. ¡Es dividir!

A ojos vistas ha calado hondo en el mexiquense ser llamado mentiroso, y lo ha llevado a asumirlo no sólo en el discurso, sino también a replantear algunas estrategias de campaña e incluso a elaborar –trascendió– dos nuevos espots de su campaña. Y todo es, reitera, información distorsionada, que no es veraz y carece de sustento. Agresiones no contra él, apunta, sino contra el pueblo.

No parece estar dispuesto a deponer la estrategia de signar su oferta de campaña y de ubicar dónde se dará la pelea contra el PAN. Hoy mi partido convocó para esclarecer que los compromisos con los mexiquenses, todos, se cumplieron. Ahora me comprometo igual con los mexicanos para darles certezas, para que no se olvide y que la palabra de campaña no se la lleve el viento y que mañana, cuando sea presidente, den seguimiento y se aseguren que los voy a cumplir.

Pero también, y en reciprocidad, su mensaje de este día llevó críticas más frontales contra los gobiernos del PAN. Existe necesidad y sed de los mexicanos por una nueva alternancia, pues los gobiernos en los cuales confiaron en estos 12 años fracasaron, dijo ante unos 3 mil militantes de este puerto.

Mitin éste, por cierto, donde la gente aguardó contenta, porque esta vez los organizadores quizá no siguieron los lineamientos y en lugar de horas de repetición ad nauseam de los temas de ritmos variados sobre Peña Nieto, hechos para la campaña, lanzaron alegres canciones de cumbia y salsa. Y así, todos contentos.

En Bahía de Banderas, la distribución del templete principal impedía una adecuada visualización del priísta. Entonces, y como en el centro de la plaza había un quiosco, Peña Nieto se trasladó hasta ese sitio.

Como pudo se colocó en un pilar, punto incómodo del que varias veces estuvo a punto de caer, pero terminó hablando sostenido de las piernas por un hombre de su equipo de seguridad. Peña Nieto firmó para Puerto Vallarta el compromiso de ampliar la capacidad portuaria para la recepción de más cruceros y ofreció un nuevo libramiento para evitar la entrada del tránsito pesado a la ciudad.