Política
Ver día anteriorDomingo 22 de abril de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Vigilarán que contenga respeto a los derechos humanos: diputada

Reclama el PRD priorizar demandas sociales en las reformas penales
Roberto Garduño
 
Periódico La Jornada
Domingo 22 de abril de 2012, p. 14

El grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados fijó su postura en torno de las violaciones a los derechos humanos, contenidas en el proyecto de decreto con reformas al Código Federal del Procedimientos Penales, cuyo análisis y estudio está en manos de la Comisión de Justicia del órgano legislativo.

El reclamo del representante del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD), Javier Sicilia, a los diputados por no haber atendido las observaciones de las organizaciones defensoras de los derechos humanos, que descubrieron en el documento a discusión un sinnúmero de tropelías contra las garantías individuales, obtuvo eco entre la bancada perredista.

Mary Telma Guajardo, líderesa de los legisladores del partido del sol azteca anunció la postura de dar prioridad y atención a las demandas de las organizaciones defensoras de los derechos humanos.

Cuidaremos que el dictamen no contenga disposiciones que violen los derechos humanos de los procesados ni que sean contrarias a las garantías constitucionales de los ciudadanos.

No sólo el movimiento que representa Sicilia ha documentado las violaciones contenidas en el texto, también la Organización de Naciones Unidas (ONU) y cien organizaciones no gubernamentales han reprobado el procedimiento respecto de la elaboración del proyecto.

Por ello, adujo que el proyecto debe preservar el principio constitucional de presunción de inocencia, así como definir las obligaciones expresas para el Ministerio Público y la policía de investigación.

Vigilaremos que se incorporen al proyecto principios constitucionales del proceso acusatorio, la división del juicio oral en tres etapas, la comunicación entre el juez de control y la autoridad ministerial y la separación entre derechos de la víctima y el ofendido.