Economía
Ver día anteriorLunes 7 de mayo de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Lo que produce en 7 horas 51 minutos se lo queda el gobierno o empresas, dice el CAM

Un trabajador con salario mínimo genera el valor de su sueldo en sólo 9 minutos

Más de 6 millones de mexicanos deben trabajar 20 horas para comprar una canasta básica

Foto
Precios de alimentos básicos en un mercado de la ciudad de MéxicoFoto José Carlo González
Juan Carlos Miranda
 
Periódico La Jornada
Lunes 7 de mayo de 2012, p. 23

Un trabajador que gana el salario mínimo en México genera el valor de su sueldo con sólo laborar 9 minutos; lo que produce en el resto de su jornada de trabajo (7 horas con 51 minutos), se queda en las arcas del gobierno y las empresas, señala un análisis de la UNAM.

El tiempo de trabajo destinado a obtener el salario pasó de 12 minutos en 2008 a 9 minutos en abril de este año, debido a que los despidos provocados por la crisis obligaron a los trabajadores que conservaron su empleo a producir más con una planta laboral menor, refiere el estudio.

Los cálculos se hicieron con base en datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), que detalla el número de trabajadores que existen en el país, su nivel de ingreso y el sector en el que se desenvuelven, y del Sistema de Cuentas Nacionales, donde se describe tanto el total de las mercancías producidas como su valor. Ambas bases de datos son elaboradas por el Inegi.

Sabiendo el número y el sector en el que se desempeñaron los trabajadores que ganan el mínimo y comparando esos datos con el valor total de lo que produjeron, es posible saber el número de horas no pagadas a los trabajadores, dijo en entrevista David Lozano, uno de los investigadores que elaboraron el estudio.

La investigación, llevada a cabo por el Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM), explica que los más de 6 millones de trabajadores que ganan el mínimo en México (cantidad similar a la población total de países como El Salvador o Paraguay) tienen que trabajar en promedio 20 horas para comprar una canasta básica de alimentos.

Mientras el salario mínimo actual es de 62.3 pesos en la zona geográfica A por una jornada laboral de 8 horas (es decir, cada trabajador con ese nivel de ingreso recibe 7.7 pesos por hora de trabajo), el precio de una canasta alimentaria recomendable (CAR, que no incluye gastos como vivienda, salud y entretenimiento) llegó a 160.8 pesos en abril.

En el reporte de investigación correspondiente a mayo, el CAM sostuvo que la mutilación de los contratos colectivos y la flexibilización de condiciones laborales han derivado en un incremento en la cantidad de mercancías producidas y no pagadas a los trabajadores, así como un crecimiento del número de horas que debe laborar un trabajador para cubrir sus necesidades básicas.

La aplicación de políticas económicas capitalistas en el mundo ha incrementado el grado de explotación de los trabajadores, sostiene el análisis.

De acuerdo con datos de la ENOE, 6 millones 368 mil 797 trabajadores en México tienen un ingreso igual a un salario mínimo, 4.1 millones no perciben ingresos y 10.7 millones perciben entre uno y dos salarios mínimos. Significa que 44.5 por ciento de la población ocupada (21.1 millones) percibe, en el mejor de los casos, 124 pesos con 66 centavos por un día de trabajo.

El reporte del CAM, en el que también participaron Irma Otero Fonseca, David Moctezuma y Nubia Conde Menchaca, de la Facultad de Economía de la UNAM, sostiene que lo estipulado en la fracción sexta del artículo 123 de la Constitución (donde se definen las características que debe tener el salario mínimo) en realidad es letra muerta.

Si el gobierno y los empresarios respetaran lo que especifica la Carta Magna, en el sentido de que los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer la educación obligatoria de los hijos, el mínimo diario general tendría que ser de 160 pesos con 86 centavos, advirtió el estudio.

Añadir un comentario