Mundo
Ver día anteriorMiércoles 16 de mayo de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Cierran actos para celebrar el primer aniversario del 15-M con asambleas en toda España

No consentiremos la burda expoliación para combatir la crisis, claman indignados

Dejan la Puerta del Sol y realizan plantón en la Bolsa de Valores de Madrid esta madrugada

Armando G. Tejeda
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 16 de mayo de 2012, p. 32

Madrid, 15 de mayo. Miles se congregaron hoy en la Puerta del Sol de Madrid para protestar, con cacerolas en mano, contra las medidas impuestas por el mercado para combatir la crisis, que al final supondrá una burda expoliación que no consentiremos.

El cuarto y último día de actividades y para recordar el primer aniversario del Movimiento del 15 de Mayo (15-M) sirvió para confirmar la vitalidad de una revuelta pacífica que nació de la indignación popular ante la injusticia social creada por el modelo capitalista y sus políticas neoliberales.

Se realizaron asambleas en Madrid y más de 80 ciudades de España. Los indignados se reunieron en plazas, villas y centros educativos. Y lo hacían sentados en el piso, con recursos precarios pero con enormes ganas de compartir experiencias y sumar fuerzas para luchar contra los peligros que acechan al movimiento transversal, que agrupa lo mismo a jóvenes sin empleo, y sin futuro, que a ancianos jubilados que se han puesto de nuevo en pie de guerra para defender sus pensiones, sus servicios públicos básicos y sus derechos históricos.

El 15-M nació del descontento de una sociedad encolerizada por la situación creada por la crisis: una tasa de desempleo histórica de 24.4 por ciento, y una tasa de desempleo juvenil de 45 por ciento; recortes en Salud y Educación, al tiempo que se destinan miles de millones de euros a rescatar a las entidades financieras, y la nueva reforma laboral que abarata el despido.

Tras la irrupción masiva y sorprendente de hace 12 meses, el 15-M levantó el campamento histórico en la Puerta del Sol –epicentro del movimiento global– y se trasladó a barrios, pueblos y ciudades, donde se crearon comités y grupos de trabajo que debatieron, intercambiaron experiencias y se organizaron para mantener viva la protesta civil pacífica que aspira a hacer frente al poder económico y político.

En los cuatro días de actividades también ha habido represión y al menos tres desalojos durante las madrugadas, que se saldaron con 28 detenciones, que previsiblemente derivarán en imputaciones por un delito de resistencia a la autoridad que podrían suponer penas de cárcel hasta de cuatro años. De nuevo, al igual que hace un año, se volvió a registrar en cámaras de video y en teléfonos celulares la brutal agresión policial contra los indignados.

Un año después, los manifestantes gritaron sus consignas clásicas: que no, que no nos representan; le llaman democracia y no lo es; éstas son nuestras armas (con las manos levantadas); estamos indignados y más... Pero ahora presentaron también las propuestas e iniciativas que han madurado y votado en los últimos meses: que se apruebe cuanto antes la reforma a la ley para permitir la dación en pago de los créditos hipotecarias y así evitar que, además del desahucio, las familias afectadas mantengan la deuda; varias medidas de la política de austeridad impuesta por la Unión Europea; rechazar los recortes en Salud y Educación por suponer la muerte de la escuela pública y la igualdad de oportunidades entre ricos y pobres; redefinir la forma de participación de la sociedad en las democracias con figuras como el parlamento ciudadano que funcionaría a través de Internet y en tiempo real para consultas de calado.

Al cierre de esta edición, los indignados concluyeron su asamblea, al filo la una de la madrugada de este miércoles, y se fueron a hacer un plantón frente a la Bolsa de Valores de Madrid.