Política
Ver día anteriorDomingo 20 de mayo de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La cobijó el mundo de la cultura

Elena Poniatowska festeja con banquete su 80 cumpleaños
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Domingo 20 de mayo de 2012, p. 10

En la futura Ciudad de los Libros, en la Ciudadela del Centro Histórico, la escritora Elena Poniatowska Amor celebró su 80 cumpleaños con un banquete amenizado por mariachi y rodeada de las personas que ella considera las más cercanas a su corazón. Es decir, unos 300 invitados del mundo de la cultura. Y sobre todo, su gran familia: hijos, nietos, yernos, nueras, sobrinos.

Organizado por la presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Consuelo Sáizar, en la fiesta no hubo discursos, sólo abrazos, felicitaciones y los mejores deseos por la fructífera vida de la autora y el camino por delante.

Brevemente hizo presencia Silvia Lemus, esposa del escritor recién fallecido Carlos Fuentes. A Elena, Poni, como le dicen algunos cariñosamente, le conmovió este gesto de la viuda del novelista. Otras esposas de grandes hombres de letras fallecidos –Marie Jo Paz, Pilar del Río y Celia Chávez, viuda de Jaime García Terrés– acompañaron a la festejada.

Flanqueada por Carlos Payán, director fundador de La Jornada, pidiendo una canción tras otra a los músicos –A la orilla de un palmar es una de sus preferidas– Poniatowska, nuestra Elena. como la llamó el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, José Narro, lanzaba besos a sus amigas cercanas, cómplices de correrías, proyectos y aventuras: Martha Lamas, Rosa Nissan, Adela Celorio, Marcela Rodríguez. Y a sus amigos, compañeros de una larga travesía en el México cultural: el pintor Vicente Rojo, el arquitecto Andrés Casillas, el monero Rafael Barajas, El Fisgón. Y al tropel de amigos de sus tres hijos, Emmanuel, Felipe y Paula. Y a la tropilla de periodistas que a lo largo de los años la han entrevistado una y otra vez.

Uno de los patios del recinto que fue Fábrica de Tabacos durante la Colonia, cuartel militar durante la Decena Trágica y finalmente rescatado para ser sede de la Biblioteca de México, fue escenario de la fiesta, iluminada con ramos de flores anaranjadas. Alrededor de los patios se restauran y remodelan los acervos bibliográficos de esta ciudadela de los libros: las colecciones Carlos Monsiváis con sus 25 mil ejempladres, la Jaime García Terrés, la Antonio Castro Leal y otras.