Política
Ver día anteriorViernes 25 de mayo de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Una hora después, lanzan bombas molotov a discoteca, lo que causó un incendio

Estalla coche bomba en Nuevo Laredo; 8 policías y 2 civiles resultaron heridos

En Acapulco, el enfrentamiento de un grupo y elementos federales causa dos muertos

De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Viernes 25 de mayo de 2012, p. 16

Ocho policías estatales de Tamaulipas y dos civiles resultaron heridos luego de que desconocidos hicieron estallar un vehículo cargado con explosivos frente al hotel Santa Cecilia de Nuevo Laredo, donde los agentes se hospedaban; una hora después, desconocidos incendiaron con bombas molotov la discoteca Maranhao, causando sólo daños materiales.

La Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública estatales informaron que el atentado frente a la posada ocurrió alrededor de las 5:30 horas de este jueves; al menos tres de los elementos policiacos sufrieron quemaduras de tercer grado en la mitad del cuerpo.

La explosión de una camioneta tipo pick-up con explosivos causó daños en la fachada del inmueble, ubicado en avenida César López de Lara, colonia Prolongación Guerrero, y en algunas habitaciones, así como en una patrulla y un automóvil particular.

Alrededor de las 6:30 horas, cerca de ahí, desconocidos incendiaron con bombas molotov las instalaciones de la discoteca Maranhao, una de las más grandes de Nuevo Laredo, ubicada en el cruce de Prolongación Guerrero y Campeche. No hubo heridos, pero el inmueble resultó severamente dañado.

En Puerto Vallarta, Jalisco, presuntos extorsionadores al servicio del crimen organizado incendiaron la tienda departamental de telas y uniformes La Batalla, que daba servicio desde hace 50 años. El inmueble fue totalmente consumido por el fuego.

Trascendió que la agresión contra la empresa, propiedad del empresario Miguel Ochoa Vidrio, ocurrida casi a la medianoche del miércoles, fue porque se negó a pagar derecho de piso.

La Coparmex llama al gobierno a asumir responsabilidades

En Acapulco, Guerrero, la violencia se recrudeció. Civiles armados y policías federales se enfrentaron en la calle 14 de la colonia Zapata, en la zona conurbada. Allí murieron Silvana Serrano y su hijo Isaías Bailón, de 10 años, quienes viajaban en un vehículo. Sus acompañantes, Cutberto Bailón y Ezequiel Serrano, de 16 años, resultaron heridos.

En la refriega también falleció el taxista Gerardo Bello Morales, de 24 años, quien esperaba clientes fuera de la clínica 26 del Instituto Mexicano del Seguro Social.

De forma simultánea, fueron encontrados los cuerpos de dos ejecutados a balazos en un taxi colectivo de la ruta Coloso, en el bulevar Lázaro Cárdenas. Por la mañana, un hombre fue ultimado cerca del poblado Kilómetro 21.

Alberto Espinosa Desigaud, dirigente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), hizo un llamado al gobernador Ángel Aguirre Rivero a que asuma su responsabilidad en el combate a la inseguridad, pues advirtió que de lo contrario no fluirán las inversiones hacia el estado y eso incrementará el riesgo de estancamiento económico.

Entrevistado al inicio de la primera Expo Red Nacional de Negocios, Espinosa Desigaud sostuvo que la delincuencia también se combate con empleo y, en el caso de Guerrero, reprobamos totalmente la situación delincuencial que se está viviendo, no podemos tolerar que se sigan generando muertes alrededor del crimen organizado.

Autoridades policiacas documentaron 19 muertes ligadas a la delincuencia en Chihuahua, Sinaloa, Nuevo León, Morelos Jalisco y Coahuila; en esta última entidad además se hallaron cuatro osamentas.

En tanto, la Procuraduría de Justicia de Jalisco arraigó al director de la policía municipal de Villa Corona, Raymundo Ramos y a cinco oficiales, para investigarlos por el asesinato de dos hombres.

Añadir un comentario