Sociedad y Justicia
Ver día anteriorSábado 26 de mayo de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

No se cancela la minería en todo el territorio sagrado, acusa el pueblo wixárika

Falso, que gobierno protegerá Wirikuta: consejo regional

Cesión de predios, planteamiento de la canadiense First Majestic desde enero de 2011

El lote representa 0.5 por ciento de la superficie total y nunca estuvo en el proyecto

Foto
Santos de la Cruz y Rubén Albarrán, durante la conferencia de prensa en el Centro ProFoto Francisco Olvera
Ariane Díaz
 
Periódico La Jornada
Sábado 26 de mayo de 2012, p. 33

El Consejo Regional Wixárika para la Defensa de Wirikuta aseveró que la cesión del lote minero de 761 hectáreas de la empresa minera canadiense First Majestic Silver (correspondiente a la concesión de Minera Real Bonanza) al gobierno federal no representa bajo ninguna óptica una solución, pues no preserva el territorio sagrado huichol, toda vez que en realidad el proyecto de explotación de la empresa queda intacto en el esquema gubernamental.

En conferencia de prensa, calificó de farsa y mentira el anuncio hecho el jueves pasado por autoridades federales sobre la protección de las tierras sagradas de esa región con la cancelación de la explotación minera y el decreto que declara reserva minera nacional 45 mil hectáreas de ese territorio, pues no se cancela la minería en la totalidad del territorio sagrado de Wirikuta.

El anuncio, incompleto y lleno de datos falsos que distorsionan la realidad del lugar sagrado, es sólo una estrategia para aprovechar la cobertura mediática del Wirikuta Fest (concierto que se llevará a cabo este sábado en el Foro Sol, con la participación de numerosas bandas para obtener recursos para la defensa legal de esa tierra) y dar una imagen descompuesta de su supuesta responsabilidad social.

Además, denunció que la georreferenciación de los altares sagrados realizada por el gobierno no tuvo consenso del pueblo wixárika ni se consultó con todas las asambleas y autoridades, por lo que rechazaron los resultados presentados el jueves a sólo dos de los 27 representantes con autoridad del pueblo huichol.

A pesar de la gran preocupación de las autoridades wixárikas por el anuncio del gobierno, éstas refrendaron su intención de diálogo y acuerdos con el Estado mexicano para la defensa integral de la zona.

Detalló que el lote minero cedido al gobierno federal, no al pueblo wixárika ni a los habitantes de Wirikuta, ya había sido ofrecido por la minera desde enero de 2011 y el pueblo no lo aceptó entonces por considerar que Wirikuta no es sólo el cerro Quemado, sino la constituyen por lo menos las 140 mil 212 hectáreas en su integridad.

Dicha área, mencionó Santos de la Cruz, integrante del consejo, representa apenas 0.5 por ciento de la superficie total del territorio sagrado.

Además, el lote de Real Bonanza es zona estéril sin mineralización económica y parte de una región que no estuvo en los planes de explotación minera de dicha compañía. El proyecto de La Luz de First Majestic y Minera Real Bonanza continúa su curso, apuntaron.

Devolver concesiones sin interés minero ni económico es muestra de que First Majestic busca engañar a la sociedad mexicana, expresó Rurik Hernández, del Frente en Defensa de Wirikuta. Agregó que una de las omisiones del anuncio gubernamental es que el proyecto Universo, de Revolution Resources, sigue en pie.

Al día de hoy, informaron, empresas mineras tienen proyectos activos en la región en 79 concesiones que abarcan una extensión de casi 70 por ciento del territorio sagrado de Wirikuta, lo que representa unas 97 mil hectáreas concesionadas, de las cuales 59 mil corresponden al proyecto Universo.

Los representantes del pueblo huichol y los activistas por la defensa de ese territorio recordaron que la actividad minera no sólo se reduce a la explotación, sino también a las actividades de exploración, por lo que la afirmación gubernamental de que no existen daños a la reserva es falsa. Parece desconocer las exploraciones de varias empresas mineras, atestiguadas y fotografiadas, y las agroindustrias devastadoras, que desde hace un año viene denunciando el pueblo Wixárika.

Sobre la reserva minera nacional, apuntaron que no han sido otorgadas concesiones mineras; sin embargo, no es una garantía definitiva de que no va a haber minería en esas 45 mil hectáreas, señaló Tunuary Chávez, también del frente.

Mientras las organizaciones denunciaban en el encuentro con los medios la intención gubernamental de mejorar su imagen, la Secretaría de Desarrollo Social emitió un comunicado sobre los apoyos sociales otorgados a los habitantes de esa zona.

Añadir un comentario