Mundo
Ver día anteriorJueves 31 de mayo de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Su envío a Suecia, en suspenso; concede a la defensa dos semanas para inconformarse

Justicia británica aplaza el fallo para la extradición de Assange

Simpatizantes del hacker dicen que recurrirán a la Corte Europea de Derechos Humanos

El fundador de Wikileaks admite en su cuenta de Twitter que no esperaba esta resolución

Foto
Un partidario de Julian Assange afuera de la Suprema Corte de Gran Bretaña expresa su inconformidad con la posible extradición a Suecia del fundador de WikileaksFoto Xinhua
Reuters y The Independent
 
Periódico La Jornada
Jueves 31 de mayo de 2012, p. 27

Londres, 30 de mayo. La Suprema Corte de Gran Bretaña rechazó este miércoles la apelación presentada por el fundador de Wikileaks, Julian Assange, que habría impedido su extradición a Suecia para ser juzgado por un supuesto delito sexual, lo que deja al hacker con pocas opciones después de una batalla legal de 18 meses. Sin embargo, la corte dio un plazo de dos semanas para que la defensa pueda inconformarse con el fallo, y durante este lapso, la extradición quedará en suspenso.

Los jueces del máximo tribunal del país rechazaron por cinco votos contra dos el argumento de la apelación de Assange de que la orden de arresto europea en la que se basa la petición de extradición era inválida. Dos tribunales inferiores ya habían ordenado la extradición. Los fiscales suecos quieren interrogar a Assange por acusaciones de violación y abuso sexual presentadas por dos ex voluntarias de Wikileaks. El acusado sostiene que estos cargos son una venganza política en su contra y que si bien tuvo encuentros sexuales con las mujeres, éstas fueron con consentimiento.

Tras darse a conocer el fallo, Assange comentó en su cuenta de Twitter: tuvimos noticias que no esperábamos.

El ex pirata informático, nacido en Australia, ha librado una batalla legal contra su extradición desde su arresto en Gran Bretaña en diciembre de 2010. Assange se hizo famoso en noviembre de 2010, cuando Wikileaks comenzó a divulgar videos secretos y cientos de miles de cables diplomáticos estadunidenses sobre Irak y Afganistán, en la mayor filtración de documentos clasificados en la historia de Estados Unidos. Esa acción lo convirtió en un héroe de activistas que luchan contra la censura, pero Washington reaccionó airadamente.

Assange no estuvo presente en la audiencia del máximo tribunal, pero la vocera de Wikileaks, Kristinn Hrafnsson, indicó que veía la influencia de Washington en el fallo. Éste no es el resultado final. Lo que tenemos aquí es una retribución de Estados Unidos, aseguró.

Afuera de la corte, simpatizantes de Assange, que según el diario The Independent, eran menos numerosos que los que se reunieron en anteriores audiencias, señalaron que la estrategia que seguirán ahora involucra, entre otras cosas, desafiar la orden de extradición desde la Corte Europea de Derechos Humanos.

Gareth Peirce, uno de los abogados de Assange, afirmó que todo el caso es una “caótica situación legal, y señaló que la opinión polarizada de los jueces deja claro que aún existen temas en la causa que aún no se han determinado. El Parlamento (inglés) fue engañado cuando aplicó los instrumentos de la Unión Europea como base para perseguir a Assange, agregó el defensor, quien dijo que la mayoría de los jueces han tomado una decisión no sobre la extradición en sí, sino con la intención de no antagonizar con el Parlamento británico.

Las acusaciones en Suecia que pesan contra Assange son de violación a una mujer y coerción y abuso a otra, y fueron presentadas en Estocolmo, en agosto de 2010. La primera demandante sostiene que Assange se negó a usar condón antes de tener relaciones con ella, lo que en Suecia está tipificado como violación. La segunda afirma que el hacker comenzó a tener relaciones con ella cuando estaba dormida y usó el peso de su cuerpo para oprimirla.

El abogado de la parte acusadora, Claes Borgstrom, se dijo complacido por la decisión de la Suprema Corte, pero criticó que el fallo hubiera tardado tanto. Ahora, finalmente, tenemos una decisión, dijo, y desestimó preguntas sobre la posibilidad de que las acusaciones contra Assange tengan detrás una motivación política.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks