Mundo
Ver día anteriorJueves 7 de junio de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Reporta la oposición nueva matanza de unas 100 personas en Hama

Estados Unidos invoca la carta de la ONU para actuar contra Siria
Reuters, Dpa, Afp y The Independent
 
Periódico La Jornada
Jueves 7 de junio de 2012, p. 33

Washington, 6 de junio. Estados Unidos se declaró preparado para apoyar una acción fuerte de la Organización de Naciones Unidas (ONU) contra Siria, bajo el capítulo VII de la carta del organismo, ante la ausencia de señales serias de conciliación de parte del gobierno del presidente Bashar Assad, mientras una nueva matanza de al menos 100 personas, entre ellas mujeres y niños, en la ciudad de Hama, fue reportada por la oposición siria.

Nosotros esperamos que todos los países responsables se adhieran pronto a tomar acciones apropiadas contra el régimen sirio, especialmente, si es necesario, en el Consejo de Seguridad de la ONU en el marco del capítulo VII como lo pidió la Liga Árabe el fin de semana, dijo el secretario del Tesoro, Timothy Geithner.

El Consejo de Seguridad puede decidir las medidas a tomar, e incluir la suspensión completa o parcial de las relaciones económicas y de las comunicaciones ferroviarias, marítimas, aéreas, postales, telegráficas, radioeléctricas y de comunicación, así como la ruptura de las relaciones diplomáticas, detalló ante representantes de unos 50 gobiernos en Washington.

El capítulo VII de la carta de la ONU contempla una intervención armada a un país determinado.

Al mismo tiempo, empresarios sirios reunidos en Doha anunciaron la creación de un fondo de 300 millones de dólares para apoyar la revuelta contra Assad, anunció Mustafá Sabagh, presidente del nuevo Syrian Business Forum.

En tanto, Assad nombró a Riad Farid Hiyab, un incondicional del partido Baaz, nuevo primer ministro. Hasta ahora ministro de Agricultura, el nuevo jefe de gobierno es considerado un halcón, con el que la familia Assad llegó al poder.

El nombramiento de Hiyab fue calificado por Washington como un gesto vacío, e instó a Assad a dejar el poder para permitir la transformación democrática, dijo a periodistas el vocero del Departamento de Estado, Mark Toner.

Para la oposición siria, Assad aún canta la canción de las reformas, pero ya no es una cuestión de reformas. La reforma no puede venir de él ya que ha perdido su legitimidad, dijo Adib Shishakly, del Consejo Nacional Sirio (CNS).

Tras el anuncio de Assad, el CNS acusó al ejército de una nueva matanza de unas 100 personas en Al Kubeir y Maarzaf, mientras el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos dijo que los rebeldes tomaron el control de los edificios policiales e inteligencia en la ciudad de Selma, en Latakia.