Política
Ver día anteriorSábado 9 de junio de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
El impacto de The Guardian
Hay evidencia de pagos a Televisa por apoyo a Peña, señala el rotativo británico

El diario reporta que parte de los datos difundidos fueron proporcionados por un ex empleado de la televisora; ésta insiste en rechazar la información

Foto
Aspecto de la página web de The Guardian. El titular principal dice: Los archivos Televisa: ¿cómo sabemos que son genuinos? y luego señala que es imposible descartar las falsificaciones (...) pero hay evidencia que sugiere que (los documentos) son auténticos
Roberto González Amador
 
Periódico La Jornada
Sábado 9 de junio de 2012, p. 2

El diario británico The Guardian aseguró ayer que el reportaje en que documentó pagos a Televisa para favorecer a Enrique Peña Nieto y atacar a Andrés Manuel López Obrador se nutrió de información proporcionada por un ex empleado de la televisora, además de los documentos entregados a su corresponsal en México. La publicación sostuvo que tras la revisión de los archivos y la comprobación de los hechos mencionados encontró evidencia que sugiere que son auténticos.

Televisa insistió en un comunicado en que el reportaje de The Guardian se basó en documentos de los que el rotativo no podía asegurar la validez ni autenticidad, aunque no alude a la información que fue proporcionada por el ex empleado de la empresa.

La Jornada reseñó una investigación publicada por ese diario según la cual Televisa vendió a Enrique Peña Nieto, candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional, una cobertura favorable en su principal noticiario y en programas de entretenimiento.

A la vez, apuntó el rotativo británico, la televisora utilizó esos mismos espacios para desprestigiar a Andrés Manuel López Obrador, aspirante presidencial del Movimiento Progresista, con el fin de impedir que ganara las elecciones en 2006.

El diario británico aseguró este viernes que existe evidencia de que los documentos que revelan pagos a Televisa para proyectar a Enrique Peña Nieto y denostar a Andrés Manuel López Obrador son auténticos.

Los archivos Televisa: ¿cómo sabemos que son genuinos? Bajo ese encabezado, The Guardian reseña la forma en que fue verificando los documentos que recibió su corresponsal en México, Jo Tuckman. “Es imposible descartar las falsificaciones en los archivos obtenidos por The Guardian, pero hay evidencia que sugiere que son auténticos”, aseguró.

Tuckman publicó este viernes un mensaje en Twitter que lacónicamente dice: en el ojo del huracán.

Ayer mismo por la tarde, y luego de que Televisa y la oficina de campaña de Peña Nieto buscaron desacreditar la veracidad de la información, el rotativo hizo públicos en su página de Internet (www.guardian.co.uk Los documentos están en español) los archivos en los que basó la investigación del uso de espacios informativos y de entretenimiento de la principal televisora del país para atacar al actual candidato presidencial de la izquierda y construir, desde 2005 y 2006, una imagen nacional al entonces gobernador del estado de México y actual abanderado priista, Enrique Peña.

Son tres los bloques en que están divididos los documentos: uno da cuenta de un presupuesto 2005-2006 para promover a Peña Nieto; el segundo es una campaña informativa para impedir que López Obrador ganara Los Pinos en 2006, y el tercero son pagos hechos por la oficina de la Presidencia, durante el mandato de Vicente Fox.

El diario mencionó que sólo uno de los documentos, el relacionado con el presupuesto para promover a Peña Nieto, había sido publicado antes en la prensa mexicana (por la revista Proceso, en 2005, en un artículo del periodista Jenaro Villamil). El rotativo británico aseguró que la fuente que le entregó esa información no entregó esos documentos al semanario mexicano.

“¿Qué medidas ha tomado The Guardian para verificar los documentos? No ha sido posible confirmar la autenticidad de los documentos fuera de toda duda, pero The Guardian ha hecho grandes esfuerzos para encontrar pruebas que los corroboren. Las fechas en que los documentos fueron creados y modificados, y los nombres bajo los cuales se guardan, corresponden con los hechos que se refieren. The Guardian habló con una segunda fuente que trabajó para Televisa y confirmó que las reuniones habían tenido lugar dentro de la empresa para discutir una campaña para dañar las posibilidades presidenciales de Andrés Manuel López Obrador. La fuente –que no tiene ninguna simpatía personal por el ex alcalde de ciudad de México– dijo que la venta de contenido político estaba muy extendida, sobre todo la promoción indirecta de los clientes políticos dentro de los programas de entretenimiento. The Guardian también se refirió a un político que describió cómo en una ocasión Televisa se ofreció a preparar una historia simpática en una telenovela adaptada a sus necesidades”, relató el diario.

A continuación se pregunta si podrían ser falsificaciones. Responde: sin las herramientas forenses que sólo están disponibles para las agencias encargadas de la aplicación de la ley, es imposible decir dónde y cuándo el documento digital fue creado, pero la cantidad y variedad de los documentos y la presencia de material personal (cartas que están en su poder y que no fueron hechas públicas por el diario) mezclado con los documentos de trabajo sugiere su autenticidad.

El diario dice que buscó confirmar si algunas de las acciones contra López Obrador que se proponían en el documento efectivamente habían ocurrido.

Encontró que en la presentación que enumera acciones contra el ex jefe de Gobierno capitalino se propone pedir al entonces presidente, Vicente Fox, declarar un duelo nacional tras la muerte del papa Juan Pablo II. Horas después de que el documento fue redactado, el ex Ejecutivo declaró un día de luto.

El diario confirmó que algunas celebridades de Televisa contaron al aire historias personales de la delincuencia en la capital, como se sugiere en la propuesta. Agrega que el presentador de un programa contó que su esposa había sido seguida en un centro comercial de la capital del país y posteriormente fue entrevistado en la radio sobre ese mismo tema, acciones que están consideradas también en el plan contra López Obrador.

Una más: algunos protagonistas del espectáculo Big Brother hablaron de casos en los que habían sido afectados por delincuentes, otra de las acciones que se consideraban en el plan.

Hay un claro interés público para investigar las acusaciones de parcialidad de los medios de comunicación en México, donde el tema se ha convertido en un asunto central de la campaña electoral presidencial en curso, apuntó el rotativo.

Los expertos en medios en México han señalado hace tiempo un grave problema de la transparencia en el gasto público en propaganda política, agregó.

En un comunicado posterior, el diario británico aseguró que días antes de la publicación del reportaje su corresponsal en México pidió a Televisa que ofreciera su posición sobre los documentos. Añadió que la televisora pidió ver antes los archivos, a lo que The Guardian no accedió, dado que no tenía la autorización de su fuente para hacerlo.

“Cualquier queja que The Guardian recibe acerca del periodismo que practica es canalizada e investigada por un defensor del lector, que es independiente”, sostuvo el diario.

Televisa difundió ayer por la tarde un comunicado en el que asegura que el rotativo “reconoce información ‘incorrecta’ en su artículo”, una aseveración que, en realidad, sólo se refiere a un error respecto de la cobertura de las recientes manifestaciones de estudiantes –que ya fue enmendada por el diario– y no sobre los archivos respecto del apoyo a Peña Nieto y los ataques a López Obrador.