Mundo
Ver día anteriorSábado 30 de junio de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

A principios de semana se analizará su petición de asilo político

Julian Assange no se entregó a la policía británica; sigue en la embajada de Ecuador
Afp y The Independent
 
Periódico La Jornada
Sábado 30 de junio de 2012, p. 20

Londres, 29 de junio. El fundador de Wikileaks, el australiano Julian Assange, no se entregará a la policía británica que inició el proceso para extraditarlo a Suecia y seguirá en la embajada de Ecuador, en espera de una decisión sobre su solicitud de asilo político, declaró este viernes su vocera, Susan Benn.

Julian permanecerá en la embajada bajo la protección del gobierno ecuatoriano mientras se reúnen y se procesan los elementos para su solicitud, declaró Benn a la prensa frente al edificio donde se encuentra la legación diplomática en la que el australiano, de 40 años, halló refugio hace 10 días.

Benn precisó que sus abogados aconsejaron a Assange declinar obedecer al citatorio policial para presentarse este viernes en una comisaría cercana a la embajada con miras a iniciar su proceso de extradición, tras el vencimiento del plazo de dos semanas fijado por la Corte Suprema.

Esto no debe considerarse una señal de falta de respeto. Tanto en la legislación internacional como británica las demandas de asilo priman sobre las solicitudes de extradición, declaró Benn.

Mientras continúe dentro de la embajada, Assange se encuentra en territorio diplomático y por tanto fuera del alcance de las autoridades británicas, pero la policía ya dijo que puede ser detenido en cuanto salga por haber violado los términos de su libertad condicional.

La vocera afirmó que se reunió con Assange antes de comparecer ante los medios y que el creador de Wikileaks estaba animado y agradecido por el apoyo que ha mostrado el pueblo de Ecuador y tantas otras personas en todo el mundo, agregó.

Assange se refugió el pasado 19 de junio en la embajada ecuatoriana para evitar una extradición a Suecia, país que lo requiere para interrogarlo por cuatro supuestos delitos de agresión sexual que niega haber cometido y por los cuales todavía no lo ha sido acusado formalmente.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, indicó a principios de semana que su gobierno se tomará el tiempo que sea necesario para analizar la petición.

Assange está en espera de una respuesta sobre su solicitud de asilo político del gobierno de ese país sudamericano, que evalúa la veracidad de sus argumentos de que es víctima de una persecución política tras filtrar cientos de miles de documentos secretos de Estados Unidos, país donde, según él, podría terminar siendo extraditado y condenado a muerte por espionaje.

Assange, quien fue detenido el 7 de diciembre de 2010 luego de una orden de arresto europea emitida por la fiscalía sueca, agotó todas las vías legales en Gran Bretaña para evitar su extradición.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks