Mundo
Ver día anteriorViernes 6 de julio de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Veinte heridos al disolver la policía marchas no autorizadas

Jornada de disturbios en Santiago de Chile; piden alza del salario mínimo
Enrique Gutiérrez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 6 de julio de 2012, p. 29

Santiago, 5 de julio. Batallas esporádicas a metros del palacio presidencial de La Moneda vivió la capital chilena este jueves, ante los intentos de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) por entregar una carta a la Presidencia, exigiendo un salario mínimo equivalente a 250 dólares mensuales.

Las autoridades, en su línea de criminalizar los movimientos sociales, negaron el permiso para una corta marcha, lo que desató los enfrentamientos, primero con los sindicalistas y más tarde con estudiantes. Al cabo de la movilización en que participaron unas 2 mil personas, había al menos una veintena de detenidos.

La Cámara de Diputados aprobó por 32 votos a favor, 31 en contra y una abstención la idea de legislar el proyecto de reajuste del sueldo mínimo, aunque no el monto, repuesto por el gobierno tras la aceptación del Senado este miércoles.

Lo que se repuso fue la propuesta original del gobierno, que parte de cero, es decir que el monto inicial es de 191 mil pesos (menos de 200 dólares).

La indicación para subir la cifra a 193 mil, que ya había hecho el oficialismo durante la primera discusión ante la Cámara de Diputados, cuando la propuesta fue rechazada, debe ser repuesta.

La oposición y la oficialista Renovación Nacional exigen que el monto se suba al menos a 200 mil pesos, pero sus parlamentarios decidieron abrir la opción de que el proyecto se vuelva a discutir para evitar que un rechazo implique el mantenimiento de los actuales 182 mil pesos.

El senador oficialista Carlos Larraín ironizó que llegar a los 200 mil pesos no cuesta mucho. Recordó que “hace apenas dos meses desde la Unión Demócrata Independiente (UDI) se propuso la eliminación del impuesto a los combustibles, y eso costaba ni más ni menos que 2 mil 400 millones de dólares, lo que habría producido inmediatamente un déficit presupuestario de tres por ciento el año 2012.

En el caso de que mejoremos en 5 mil pesos al mes la remuneración básica, supone transferencias dentro del sistema por 24 millones de dólares, expresó Larraín.

Añadir un comentario