Capital
Ver día anteriorMiércoles 18 de julio de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Policía y procuraduría capitalinas ofrecen colaborar en la investigación de la CDHDF

Conforme a derecho, la detención de 226 reguetoneros: autoridades

Dos adultos y seis menores fueron consignados por el delito de robo calificado en pandilla

Pasajero del Metro los identificó

Al menos 16 jóvenes denunciaron anomalías: la comisión

Alejandro Cruz
 
Periódico La Jornada
Miércoles 18 de julio de 2012, p. 32

La Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría General de Justicia, ambas del Distrito Federal, manifestaron que en el caso de los jóvenes detenidos por los desmanes ocurridos el domingo pasado en la estación Cuauhtémoc del Metro, en la Zona Rosa y en la plaza comercial de Reforma 222, se actuó conforme a derecho y con respeto a los derechos humanos de las 226 personas presentadas ante el Ministerio Público (MP), de las cuales dos adultos y seis menores de edad fueron consignados por el delito de robo calificado en pandilla en agravio de un particular, al que presuntamente despojaron de una gorra y su cartera con 800 pesos.

La policía capitalina informó que colaborará con la investigación que inició la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) por las eventuales detenciones de jóvenes sin justificación alguna, y en breve entregará la información que le solicitó en torno a la actuación de los uniformados.

En tanto, el procurador general de Justicia capitalino, Jesús Almeida, señaló que la policía actuó para restaurar el orden público, y la actuación del MP fue recibir a quienes se puso a disposición y definir su situación jurídica. Agregó que en todo momento a los detenidos se les trató con respeto.

En tanto, la CDHDF indicó que inició una investigación de por lo menos 16 casos de jóvenes que denunciaron haber sido detenidos injustificadamente o con irregularidades durante su permanencia en el MP.

El director de quejas del organismo, Alfonso García, dijo que las quejas son principalmente por detenciones injustificadas, en algunos casos por su apariencia y falta de información respecto del motivo de su detención, o no permitirles ver a sus familiares, aunque reconoció que hasta el momento no se han detectado violaciones graves a sus derechos humanos, como agresiones físicas.

Los dos mayores de 18 años que fueron enviados al Reclusorio Oriente fueron identificados como Mario Millán Santamaría y Luis Neri González Tovar, mientras los seis menores fueron remitidos a un juez especializado en justicia para adolescentes.

Fuentes de la dependencia señalaron que los consignados fueron identificados por un pasajero del Metro como las personas que lo agredieron fisícamente y lo despojaron de su gorra y su cartera con 800 pesos.

En el caso del resto de los detenidos, 52 mayores de 18 años –38 hombres y 14 mujeres– fueron liberados con las reservas de ley, mientras que 166 adolescentes –134 hombres y 32 mujeres– quedaron en libertad definitiva.

La procuraduría dejó un desglose abierto de la averiguación previa para ahondar en la investigación de otras conductas delictivas, como daño en propiedad ajena, lesiones y lo que resulte, así como para ubicar a otras víctimas y probables responsables relacionados con los hechos en los que hubo afectaciones a instalaciones del Metro y un policía resultó lastimado.

Sobre estos hechos, el secretario de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Carlos Pizano, manifestó que dentro de su legítimo derecho que tiene la autoridad para evitar daños en propiedad ajena y pública, es indispensable respetar los límites del ejercicio de la fuerza y siempre respetar las garantías de las personas.

La vicepresidenta de la misma comisión del órgano legislativo, Alicia Téllez, del PRI, indicó que basándose en las imágenes difundidas en medios de comunicación, al momento de detener a los jóvenes, evidentemente hubo actitudes de preocupación que tomaron las autoridades .

Con información de Mariana Suárez

Btn rs