Opinión
Ver día anteriorDomingo 22 de julio de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
El premio National Geographic 2012, para Paty Ruiz Corso y la sierra de Querétaro
Elena Poniatowska
H

ace 25 años Martha Paty Isabel Ruiz Corzo decidió cambiar su estilo de vida y dejó atrás las reuniones en las que se daban cita los de la alta sociedad de Querétaro.

De niña bien de tacones altos y salón de belleza preocupada por su apariencia y por el qué dirán, pasó a ser luchadora ecológica y desde entonces le ha traído una gran felicidad a su familia, a su esposo Alberto y a sus dos hijos, quienes ahora protegen la famosa sierra Gorda.

Hoy, en el año 2012, Paty gana el Premio National Geographic Society que se otorga a los grandes defensores de la naturaleza en África y América. Este año se le entregó a dos líderes, uno del continente africano y el otro del americano: Zachary Tchoundjeu y Paty Ruiz Corzo. Su trabajo en la sierra Gorda de Querétaro es admirable, aunque dice que ese premio no es para ella, sino para la gente de la sierra que luchó y sigue luchando para rescatar la tierra y el bosque.

Para detener el deterioro de los recursos naturales de la sierra Gorda, Paty Ruiz Corzo fundó el Grupo Ecológico Sierra Gorda IAP. Esta reserva de la biosfera, protegida por la ORganización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, abarca cuatro estados, Querétaro, San Luis Potosí, Hidalgo y Guanajuato, y consta de un millón de acres que pertenecen a 638 comunidades, un total de 90 mil residentes que cuidan cada árbol, cada río y cada planta, gracias a una conciencia y educación ecológica de la que muchos mexicanos carecemos.

Paty les enseña a cantar a hombres, mujeres y niños. También les enseña a cultivar sus hortalizas y a comer de ellas. Y, sobre todo, les enseña a tratar bien a los animales.

–¡No maten un solo tigrillo!

Al lado de instructores voluntarios, Paty visita los pueblos de Querétaro para crear conciencia acerca de la riqueza que poseen, les dice que la tierra es su casa y que es lo más valioso que tienen, por eso deben conservarlo. Su labor comienza en la madrugada y termina al anochecer, y todos le sonríen cuando la ven venir.

El Grupo Ecológico Sierra Gorda IAP ha conseguido reforestar 13 mil hectáreas del bosque y rehabilitar las cuencas de la mayor área federal protegida del país, pero lo más importante es que ha conseguido que los pobladores de la sierra mejoren su calidad de vida ayudándolos a cultivar árboles frutales, café, cacao y plantas medicinales.

Cuenta con el apoyo de diferentes fundaciones privadas que ayuda a que continúen con su trabajo. Además, el Grupo Ecológico ha recibido premios nacionales e internacionales como el Rolex, de Suiza; el Premio Nacional de Conservación de Ford; el Green Apple Environment Award, en Inglaterra, y el Premio Estatal de Ecología de Querétaro.

El Grupo Ecológico imparte educación ambiental a los queretanos que participan en campañas de limpieza y gestión de residuos sólidos.

Ya no hay basureros, ya no se ven bolsas de plástico ni platos de unicel.

La sierra cuenta con 115 centros de reciclaje.

Hombres y mujeres trabajan en la restauración de suelos, manejan la ganadería ecológica y cuidan el agua.

Paty Ruiz Corzo lucha al lado de los campesinos para acabar con su pobreza y la degradación del medio ambiente.

En la sierra Gorda vale más un árbol en pie que hecho madera, y Paty ha acabado con los talamontes.

Más de 2 mil variedades de plantas y 650 especies de mariposas, así como 200 tipos de pájaros, incluso el famoso jaguar, son parte del tesoro que Paty ha salvado.

Mejor que nadie, esta gran mujer ha sabido dar y sigue dando a los demás la fuerza y la inteligencia que le comunican el bosque y la tierra de sierra Gorda, que en esta época de lluvias es un paraíso de verdor.

Añadir un comentario