Política
Ver día anteriorMiércoles 25 de julio de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Empresas fantasmas, obreros que figuran como socios capitalistas y más

Sofisticado entramado de ingeniería financiera para la compra de votos
Juan Antonio Zúñiga y Juan Carlos Miranda
 
Periódico La Jornada
Miércoles 25 de julio de 2012, p. 7

El tumulto que se congregó en las instalaciones de varios centros comerciales de Soriana un día después de la elección presidencial, para canjear por mercancías tarjetas que presuntamente entregó el PRI a cambio de votos en favor de su candidato presidencial, Enrique Peña Nieto, fue la punta de una madeja que en 22 días parece haber puesto al descubierto un sofisticado y opaco entramado de ingeniería financiera similar al que practica el crimen organizado en sus operaciones de lavado de dinero.

Ese fue el inicio de una trama que en menos de tres semanas ha involucrado, primero, al Grupo Financiero Banamex Citigroup y su filial Servicios Financieros Soriana, y después a Monex Grupo Financiero, una controladora encabezada por el empresario Héctor Pío Lagos Dondé.

Hasta ahora 33 facturas, seis notas de crédito y una relación de depósitos emitidos por Banco Monex conforman un paquete que sustenta uno de los más sólidos embates en contra del PRI en su camino de retorno a Los Pinos.

Empresas fachada avaladas por notarios; obreros y empleados que figuran como socios capitalistas de compañías que no pagan impuestos; sociedades mercantiles con nombres de marcas de automóviles; abogados con fuerte sabor a prestanombres; domicilios fiscales aparentemente apócrifos y hasta la presencia de un consultorio dental donde debía haber una comercializadora, forman parte de una red donde lo único tangible y real parecen ser los más de 220 millones de pesos en facturas emitidas por Monex y los votos presuntamente logrados con ese dinero.

A los documentos dados a conocer por la coalición Movimiento Progresista (PRD, PT y Movimiento Ciudadano) se han agregado investigaciones periodísticas, mientras el consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), Leonardo Valdés Zurita, estimó que los resultados de las investigaciones se darán hasta enero del próximo año.

Dos han sido las empresas que han permitido jalar la madeja. Importadora y Comercializadora Efra SA de CV y Grupo Comercial Inizzio SA de CV. En esta última se cuenta con facturas emitidas por Monex por un monto total de 46.3 millones de pesos, con el que se adquirieron 9 mil 924 tarjetas de prepago Recompensas, con valor global de 46 millones 179 mil pesos.

Venta de facturas

Detrás del Grupo Comercial Inizzio está el nombre de José Luis Lozada Neyra, quien figura en otras cuatro empresas fachada y se dedica a la venta de facturas fiscales para la deducción de impuestos, revelaron la periodista Carmen Aristegui y su equipo de profesionales.

Mientras, los documentos que fundamentan la denuncia presentada ante la sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) por el representante de la coalición Movimiento Progresista, Camerino Eleazar Márquez Madrid, señalan que Inizzio, el cliente 10231800 de Monex, se constituyó el 27 de octubre de 2006 con un capital social de 50 mil pesos, y tiene su domicilio en la calle de Homero 136, despacho 1004, colonia Polanco.

Los accionistas fundadores de esta empresa son Ramón Paz Morales, con 30 acciones, y Juan Oscar Fragoso Oscoy, con 20. Este último falleció en 2010 en un accidente de motocicleta.

Pero además el apoderado legal de esta empresa es Alejandro Jaen Pérez Lizárraga, que al parecer es en realidad José Luis Lozada Neyra, quien aparece al frente de la empresa en el registro de proveedores de la delegación Iztacalco, donde dio como domicilio fiscal la calle de Sinaloa, número 84, en la colonia Roma del Distrito Federal, de acuerdo con la investigación realizada por el equipo de Aristegui.

En la documentación presentada ante el TEPJF por Márquez Madrid se anexa el análisis de 43 depósitos en firme realizados a la cuenta de Monex a través del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI, que permite a los clientes de los bancos enviar y recibir transferencias electrónicas de dinero en cuestión de segundos) por medio del banco Santander, donde figura Comercializadora Atama con 16 depósitos por un total de 13 millones 986 mil pesos.

Alba Martínez Cruz es la ejecutiva de cuenta que aparece en 37 comprobantes fiscales (facturas).

Curiosamente, Comercializadora Atama fue constituida el 27 de octubre de 2006, la misma fecha en que se formó Grupo Comercial Inizzio y ambas ante el mismo notario, Carlos A. Sotelo Regil Hernández, y participaron como accionistas de la compañía Ramón Paz Morales y Juan Oscar Fragoso Oscoy.

En ambas funge como apoderado legal Alejandro Jaen Pérez Lizárraga. Más curioso aún, Fragoso Oscoy, quien es socio capitalista de Comercial Inizzio y Comercializadora Atama, no cuenta con declaraciones fiscales y en 2009 refirió ser obrero, fecha en que ya había consituido las empresas de que es accionista, sostiene la denuncia de la izquierda ante el TEPJF.

Entre las empresas que realizaron depósitos en firme a la cuenta de Monex también aparece el grupo Koleos, con un depósito de 3 millones 271 mil 900 pesos.

De acuerdo con una investigación de La Jornada, el domicilio fiscal de Grupo Empresarial Tiguán y de Grupo Koleos (ambas compañías basan su nombre en modelos automotrices: Koleos es un modelo de la armadora Renault y Tiguán de Volkswagen) consiste en una oficina de cuatro por cuatro metros sin más mobiliario que un escritorio.

Víctor Granillo Basurto, dueño del inmueble particular donde se encuentran las supuestas compañías, señaló que Juan Antonio Hidrogo Guerra, quien funge como administrador único de ambas compañías, renta el espacio desde hace tres o cuatro años por un monto de mil 160 pesos.

Una persona humilde

Aquí no tiene nada. Viene, se sienta un rato, está cinco minutos y se va. Viene dos o tres veces a la semana, señaló el casero en referencia a su inquilino, a quien describió como una persona humilde que se transporta en un Jetta viejo, puntualizó el arrendatario.

Como una red de alcantarillado, las conexiones subterráneas aparecen conforme se cruzan los resultados de las investigaciones.

Grupo Koleos y Grupo Empresarial Tiguán fueron constituidas el mismo día (11 de septiembre de 2008) mediante escrituras consecutivas, 72764 y 72765, ante el notario número 44 del Distrito Federal, Carlos Hermosillo Pérez. Como únicos accionistas participaron Juan Antonio Hidrogo Guerra, con 45 acciones, y Luz María Viveros Balero, con cinco títulos; además aparece Demedrio Jordenn Sabat, quien funge como comisario de ambas sociedades.

En los documentos obtenidos por La Jornada en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio del Distrito Federal, el nombre del apoderado de Koleos y Tiguán aparece como Hidrogo, pero en los alegatos presentados por el representante de la coalición de izquierda, el nombre figura Hodrogo.

Cualquiera que sea el apellido, ni de Koleos ni de Grupo Empresarial Tiguán se localizaron declaraciones fiscales.

Adicionalmente, Lozada Neyra tiene dos socios en el Grupo Comercial Inizzio: uno es Carlos Luis Guerra, quien también figura como apoderado legal de la empresa, y Rodrigo Fernández Noriega, supuesto empresario del calzado, quien fue identificado por el Movimiento Progresista como el que realizó un depósito de 3 millones de pesos en el banco Monex para cargar las tarjetas de prepago Recompensas.

Según las indagatorias de Aristegui y su equipo, las oficinas de Inizzio corresponden a un consultorio dental de nombre Prodent, que encabeza María del Rocío Lozada Neyra, hermana de José Luis Lozada Neyra, y está ubicado en un departamento de la calle de Homero 136, en Polanco.

Añadir un comentario