Política
Ver día anteriorJueves 9 de agosto de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Hay intereses bajo el agua al designar al titular de la Sedena, critica

Permean en el Ejército corrupción y falta de valores, considera Garfias
Jesús Aranda
 
Periódico La Jornada
Jueves 9 de agosto de 2012, p. 16

La acción penal en contra de cuatro generales –entre ellos el ex subsecretario de la Defensa Nacional Tomás Ángeles Dauahare– y dos jefes es un reflejo de la corrupción y falta de valores que han permeado en el Ejército Mexicano en años recientes, aseveró el general de división en retiro, Luis Garfias Magaña, quien lamentó que al finalizar la administración del general Guillermo Galván Galván los principios del honor, disciplina, obediencia y honradez sean letra muerta.

En entrevista con este diario, Garfias agregó que hasta la fecha la Procuraduría General de la República (PGR) no ha demostrado con transparencia y contundencia las acusaciones contra los militares, a quienes un juez federal dictó auto de formal prisión el pasado lunes.

Agregó que la dependencia federal debe conducir este proceso “con máxima claridad y corrección posible y hacerlo público, no a medias, pues se trata de un asunto delicado en el que se ha puesto en evidencia al Ejército.

Interrogado sobre las versiones que afirman que la detención de Ángeles Dauahare es producto de la lucha sorda por la sucesión en la Defensa Nacional, Garfias descartó tajante que el militar detenido, en su calidad de general retirado, tuviera alguna posibilidad. Eso es totalmente descabellado, pues en el Ejército hay una larga tradición de que el secretario de la Defensa Nacional debe estar en activo.

Aunque admitió que para ser general secretario cuesta mucho trabajo, se mueven intereses debajo del agua.

Comentó que en México no se ha respetado la antigüedad de los generales para designar al secretario de la Defensa (hay un escalafón que indica cuál es el primero de la lista, dependiendo del año que cursó en el Heroico Colegio Militar, sus calificaciones y cargos ocupados), de manera que si el Presidente designa, por ejemplo, al número cuatro en el escalafón, pase al retiro al uno, dos y tres en la lista, para que se respete la antigüedad (se dice principio del primero de la derecha).

Lamentablemente, subrayó, esto se ha perdido, ahora la antigüedad nadie la respeta, por eso son complicados los intereses que hay por debajo del agua.

Comentó: La detención de Ángeles me llamó mucho la atención, porque estuvo bajos sus órdenes y nunca se imaginó que pudiera estar relacionado en los hechos que le imputa la PGR.

Respecto a la carta que el secretario Guillermo Galván envió al general Roberto Dawe González –también preso– en la que le comunicaba que estaba potencialmente considerado para participar en la promoción superior 2012, Garfias Magaña aprovechó para cuestionar cómo se otorgan los ascensos en el Ejército, de los grados de coronel hasta general, los cuales son propuestos por el secretario de la Defensa Nacional y por el Presidente de la República.

¿Dónde está la Comisión de Defensa del Senado, encargada de revisar y confirmar las propuestas de ascenso de militares que envía el Ejecutivo federal; de revisar quiénes merecen ser generales?

Lamentó que el Colegio Militar haya dejado de cumplir su función, pues en lugar de poner ahí a gente capaz, los secretarios de la Defensa en años recientes han colocado ahí a sus amigos.

Añadir un comentario