Opinión
Ver día anteriorViernes 10 de agosto de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Legión de Honor para Aristegui
Gabriela Rodríguez
C

armen Aristegui recibe la Condecoración Orden de la Legión de Honor en grado de Caballero que otorga el gobierno de la República Francesa. Se trata de un reconocimiento a su contribución a la lucha por la libertad de expresión, a su compromiso en la defensa de los que no tienen voz en los medios de comunicación y a su trabajo incansable a favor de la democracia y del Estado de derecho en México. También recibirá el galardón Mario Molina, por su labor incansable en la investigación dentro del campo de la química atmosférica y su compromiso en la lucha contra el calentamiento global.

Carmen no es la primera mujer que recibe el grado de Caballero; este símbolo masculino es una huella de los tiempos de Napoleón I, quien estableció esa condecoración cuando no se concebía que alguna mujer podría tener méritos extraordinarios realizados dentro del ámbito civil o militar. Hoy sabemos que tales méritos no son privativos de los hombres y que el trabajo periodístico de Aristegui es heroico. Antes que el gobierno francés, ella fue reconocida como la mayor periodista del presente por Miguel Ángel Granados Chapa y como la más importante de México por Vicente Leñero; también ha recibido los premios Nacional de Periodismo, Ondas Iberoamericano y María Moors Cabot 2008 de la Universidad de Columbia.

Muchos pensamos que Carmen conduce el mejor noticiario del momento: Noticias MVS Radio. Tiene un don especial para entrevistar, logra sacar a flote la sinceridad de sus interlocutores y llegar a descubrir verdades que ellos mismos desconocían. Como cuando entrevistó a Miguel de la Madrid o a los hijos de Marcial Maciel ¡Qué momentos! En su espacio no sólo se dan noticias, ahí se construyen, investigan y viven las notas, como ocurrió con los debates de los coordinadores de la reciente campaña electoral, y con la investigación sobre las irregularidades y el fondeo oculto de las campañas.

Mujer de izquierda y con pensamiento crítico, ha sobrevivido al aire pese a fuertes intentos de censura. Para mi gusto, su originalidad radica en que logra superar el drama del pensamiento estructurado. Al dar voz a los diferentes actores y al permitir la contradicción evita caer en falsedades. Presenta la información en fragmentos y puntos de vista de actores posicionados en diferente lugar. En el curso de un mismo día puede decir una cosa y la contraria, porque da entrada a cada experiencia diferente y a toda experiencia le da importancia y valor de verdad. Al comunicar, Aristegui rompe el pensamiento sistemático, el que sólo da la voz al jefe; ella ejerce un periodismo libre. Carmen ha pagado cara esa libertad: hoy se venga el gobierno de derecha al negar la concesión de la banda de 2.5 gigahercios (Ghz) a MVS, empresa que ha mantenido abierto el espacio informativo de Aristegui.

Qué bueno que Francia da visibilidad internacional a una periodista mexicana, porque se requiere visibilidad y protección en un país donde la impunidad alcanza grados de escándalo: en los primeros seis meses del año se tienen registradas 83 agresiones contra periodistas e instalaciones de medios de comunicación, los principales perpetradores de esos ataques son funcionarios públicos y miembros del crimen organizado. México ocupa el primer lugar de América Latina en ataques contra periodistas: 13 mujeres periodistas han sido asesinadas de 2005 a 2012 y más de 100 denunciaron algún tipo de violencia en el ejercicio de su labor, sin que hasta el momento alguno de los casos haya sido resuelto (CIMAC Noticias/23/07/2012).

Hoy está siendo perseguida Lydia Cacho. Según informó la organización internacional Artículo 19: la periodista de El Universal recibió nuevas amenazas de muerte por su labor periodística, el pasado sábado 28 de julio. La reciente amenaza fue hecha con saña y con intervención de aparatos de radiocomunicación que indican, tal vez, que se trate de un acto de mandos del crimen organizado.

Como decía E.M. Cioran (Conversaciones, Tusquets, 1996), una sociedad decadente practica la sinceridad hasta el exceso. En la actualidad hablar de la cotidianidad misma es exponer la vertiente trágica de la vida: Todos los sueños, filosofías, sistemas o ideologías se estrellan contra lo grotesco del desarrollo histórico: las cosas ocurren sin piedad, de un modo irreparable, triunfa lo falso, lo arbitrario, lo fatal.

@Gabrielarodr108

Añadir un comentario