Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMiércoles 15 de agosto de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La paraestatal construirá una termoeléctrica en la región

Amenazan a habitantes de Huexca, en Morelos; se oponen a planes de la CFE
Rosa Rojas
 
Periódico La Jornada
Miércoles 15 de agosto de 2012, p. 47

En una maniobra para intimidar e infundir temor llegaron ayer a la comunidad de Huexca, municipio de Yecapitxtla, Morelos, 31 camionetas pick up con granaderos pertrechados con escudo y tolete, de las cuales cinco se acercaron hasta el terreno donde, desde el pasado 16 de mayo, el pueblo paralizó la construcción de una termoeléctrica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), parte del Proyecto Integral Morelos (PIM).

Así lo informaron integrantes del Frente en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala, detallando que al mismo tiempo integrantes de la organización en Puebla recibieron llamadas amenazantes de que hoy se abren los trabajos de la termoeléctrica, quieran o no.

En Huexca se informó, vía telefónica, que las camionetas con granaderos llegaron alrededor de las 11:45 de la mañana. Las cinco que entraron al pueblo, con las torretas encendidas, llegaron hasta el predio de la CFE, permanecieron media hora, entraron hasta la delegación municipal y se fueron.

La comunidad había resuelto en asamblea el fin de semana reinstalar desde este lunes dos retenes, uno en cada una de las entradas del pueblo, para vigilar que la CFE no pretenda continuar la construcción de la termoeléctrica, ante reiterados rumores de los últimos días, de que van a entrar por la fuerza a reanudar la obra.

Informaron que el pasado sábado llegó al pueblo el presidente municipal electo de Yecapixtla, Refugio Amaro, a informarnos que Graco (Ramírez, gobernador electo) le dijo que van a meter la fuerza pública para que empiecen a trabajar en la obra los de la CFE.

La gente del pueblo se preocupa, pero no hay argumentos para meter la fuerza pública porque la comunidad no se ha cerrado al diálogo, no le estamos apostando a la confrontación; ellos están con sus argumentos y nosotros con los nuestros (sobre el peligro para el pueblo y para la región tanto de la termoeléctrica como del gasoducto que la abastecería de combustible). Creemos que no hemos cometido ningún delito, señalaron, y subrayaron que si Ramírez quiere diálogo, tiene que ser con toda la comunidad.