Sociedad y Justicia
Ver día anteriorDomingo 19 de agosto de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Las autoridades no atienden las necesidades de mantenimiento básico, señalan encargados

Ante la falta de medios, se eternizan cuotas voluntarias en las escuelas

En algunos planteles hay flexibilidad para cubrir los pagos pero en otros la exigencia es inmediata

Foto
Como cada año, la calle de Regina, en el Centro Histórico, se satura de padres de familia que acuden a surtir la lista de útiles escolares, previamente al regreso a clasesFoto Francisco Olvera
Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Domingo 19 de agosto de 2012, p. 33

El cobro de cuotas en escuelas públicas de educación básica es una práctica constante que vulnera la economía de miles de familias, afirmaron profesores y padres, quienes señalaron que en prescolar y primaria las cooperaciones voluntarias pueden llegar hasta 300 pesos, mientras que en secundaria van de 400 a 500 pesos por alumno.

Pedro Hernández, integrante del magisterio disidente de la sección 9 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y director de una escuela primaria en Iztapalapa, destacó que en muchos planteles se condiciona la inscripción, e incluso la entrega de documentación, a que se cubran estos montos.

Hay casos, explicó, sobre todo en secundaria, que se les pide a los padres depositar en una cuenta bancaria las cuotas y llevar la ficha de depósito el día de la inscripción, de lo contrario no le dan un lugar.

En mi plantel se les solicitan 50 pesos, dijo, pero no es obligatorio, ya que ni la delegación ni el Gobierno del Distrito Federal o la Secretaría de Educación Pública atienden las necesidades de mantenimiento básico. No obstante, reconoció que tanto inspectores como jefes de sector no hacen nada cuando se aplican de forma obligatoria las cuotas, porque ya saben que son recursos que necesitan los planteles.

Claudia, empleada de intendencia en una universidad federal y madre de tres hijos, aseguró que el cobro de aportaciones económicas en las escuelas donde acuden sus hijos nos hace ahorrar hasta seis meses antes de que salgan de la escuela, porque de un sopetón no te alcanza.

A pesar que el artículo tercero de la Constitución establece que toda la educación que imparte el Estado mexicano debe ser gratuita y obligatoria desde prescolar hasta la formación media superior, padres de familia aseguraron que en los hechos eso no se respeta. Cuando acudes a inscribir a tus hijos, lo primero que te dicen es que hay una cuota, y la pagas o la pagas.

En la Ley General de Educación, en su artículo 6, se establece que “la educación que imparta el Estado será gratuita; en ningún caso se entenderán –las cuotas– como contraprestaciones del servicio educativo”. Sin embargo, Pedro Olmos, taxista y padre de dos hijos, uno en educación primaria y otro en secundaria, aseguró: te dicen que es voluntaria, pero en los hechos hay presión para que pagues.

Destacó que en la escuela primaria Carlos Hank González, de Ecatepec, estado de México, te piden 250 pesos por alumno. Yo tengo un solo hijo en ese nivel educativo, pero hay quienes tienen tres y hasta cuatro, y se incrementa mucho la aportación que debes entregar a la escuela.

Si bien reconoció que dos veces al año les informan verbalmente qué se hizo con el dinero –que por lo general, indicó, se destina a pintar bardas, cambiar vidrios o hacer algún arreglo a los baños del plantel–, se me hace injusto que además te pidan todo el año que papel de baño, que para el gis, que para trapear; son recursos que deberían darles a las escuelas y no cargar esas facturas a la economía familiar.

Con tres hijos, dos en educación primaria y uno en secundaria, Claudia explicó: Sólo me pagan el salario mínimo, y ya gasté 4 mil pesos tan sólo en útiles y uniformes. A eso hay que sumarle 750 pesos sólo de cuotas, pero también hay que llevar a la escuela casi cada mes papel de baño, jabón para las manos, aromatizante, escobas o lo que se necesite para la limpieza del plantel.

En la escuela primaria Profesora Carmen Cosgaya Rivas, en la delegación Gustavo A. Madero, se solicita a los padres de familia el pago de 100 pesos por alumno como cuota de mantenimiento, afirmó, pero a lo largo del año es una sacadera de dinero, porque no tienen ningún tipo de material.

Rosa, madre soltera, aseguró que a su hija, alumna de la Secundaria Técnica 81, también ubicada en esa demarcación, nos dijeron que si quería inscribirse tenía que cubrir una cuota de 270 pesos, más los gastos de útiles y uniforme completo.

A quienes no cubren las cooperaciones voluntarias, afirmó, nos presionan durante todo el año escolar para que pagues, e incluso hay una estigmatización, porque en cada junta de padres de familia, enfrente de todos sacan la lista de quienes no han pagado, para presionar nuevamente.

Añadir un comentario