Mundo
Ver día anteriorSábado 1º de septiembre de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Iniciará operaciones en abril de 2013, seis meses antes de que termine su ampliación

Mariel, puerto para la llegada masiva de empresas brasileñas a la economía de Cuba

El presidente Raúl Castro recibe a Fernando Pimentel, ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior

Gerardo Arreola
Corresponsal
Periódico La Jornada
Sábado 1º de septiembre de 2012, p. 33

La Habana, 31 de agosto. El puerto de Mariel, planeado para convertirse en una locomotora económica en Cuba, iniciará operaciones en abril del año próximo, seis meses antes de que concluya su ampliación, informó este viernes una fuente del gobierno de Brasil, el socio extranjero en la obra.

El presidente Raúl Castro recibió el pasado jueves al ministro brasileño de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Fernando Pimentel, quien visitó Mariel. En ese puerto, 50 kilómetros al oeste de La Habana, habrá un complejo industrial de 465 kilómetros cuadrados y podrán atracar los buques de gran calado (15.5 metros de profundidad) que cruzarán el canal de Panamá después de 2014, cuando concluya la ampliación de esa vía.

Junto con el ministro cubano de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, Pimentel firmó un memorando de entendimiento que prevé un préstamo brasileño de 200 millones de dólares para traer a la isla el programa Más Alimentos, que ha desarrollado el principal país sudamericano.

Pimentel ofreció a Malmierca asesoría para construir el marco regulatorio de la Zona Especial de Desarrollo de Mariel. Tenemos todo el interés de colaborar en la definición de ese modelo, para traer el mayor número posible de compañías brasileñas a la isla, dijo el ministro visitante, según reportó su oficina.

Malmierca, de acuerdo con la misma fuente, expuso el interés cubano por la experiencia jurídica de Brasil, por una mayor integración entre las empresas de ambos países y por el intercambio de transferencia tecnológica e inversión en fábricas, para lo cual podría servir Mariel.

Esta es la primera de las zonas especiales de desarrollo previstas en la reforma económica en curso en el país, como detonadores de exportaciones con proyectos de alta tecnología. Los socios son Almacenes Universales, una rama del consorcio empresarial militar cubano, y el gigante brasileño de la construcción Odebrecht.

El proyecto costará 800 millones de dólares, de los cuales 85 por ciento son de un crédito del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil y 15 por ciento aportación cubana.

Además del puerto, Mariel incluirá una plataforma de servicios de comercio exterior, una base logística para la exploración petrolera en la porción cubana en el Golfo de México, una zona fabril para la industria ligera local y un centro de distribución nacional de mercancías.

El comunicado brasileño informó también que los recursos para Mas Alimentos serán liberados en tres partes –la primera en 2012, el resto en 2013– y servirán para financiar la venta de maquinaria y equipo agrícola a la isla, dentro de un proyecto de seguridad alimentaria.

Cuba es el primer país fuera de África que pide la cooperación brasileña dentro de Más Alimentos, un plan que prevé un aumento de la mecanización de la agricultura familiar y la productividad.

El diario oficial Granma sólo reportó la visita del ministro brasileño sin precisar su contenido y aseguró que el comercio bilateral había aumentado en 2011 en 45 por ciento respecto al año anterior.

Esto significaría que el valor del intercambio pasó de 501 millones de dólares a 727 millones, según los datos de 2010 de la Oficina Nacional de Estadísticas, que aún no ha difundido el informe del comercio para 2011. Brasil era hasta hace dos años el quinto socio de Cuba, después de China, Venezuela, Canadá y España.

Añadir un comentario