Política
Ver día anteriorSábado 22 de septiembre de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Lucha por los derechos laborales

Estudio comparativo de la Cámara de Diputados señala distancias entre partidos

Coinciden iniciativas en eliminar las juntas de Conciliación y Arbitraje

Las propuestas de PRI, PAN y PRD serán base para un dictamen equilibrado

Foto
La Unión Nacional de Trabajadores y sindicatos independientes marcharon del Ángel de la Independencia al Zócalo en rechazo a la reforma laboral propuesta por el Ejecutivo federalFoto Francisco Olvera
Roberto Garduño
 
Periódico La Jornada
Sábado 22 de septiembre de 2012, p. 5

Las iniciativas de reforma a la Ley Federal del Trabajo presentadas por PAN, PRD y PRI entre marzo del año 2010 y marzo de 2011 servirán de base para construir un proyecto de dictamen sobre la reforma laboral que inopinadamente envió Felipe Calderón el pasado primero de septiembre a San Lázaro. Las propuestas pretenden equilibrar derechos y obligaciones de patrones y trabajadores, no obstante, subyacen propuestas que afectarían sensiblemente los derechos de los asalariados.

La propuesta del PRI señala que la reforma debe respetar los principios instaurados en el artículo 123 constitucional, los cuales se resumen en tres puntos básicos: el carácter tutelar de los derechos, la garantía de estabilidad en el empleo y la irrenunciabilidad a los derechos de los trabajadores.

En el caso del PAN sus ejes rectores son: facilitar el acceso al mercado laboral y la creación de empleos; promover la equidad de género, la inclusión y la no discriminación en las relaciones laborales; fortalecer las facultades normativas, de vigilancia y sancionatorias de las autoridades del trabajo; fortalecer la transparencia y la democracia sindical, y fortalecer la documentación e impartición de justicia laboral.

La iniciativa del grupo parlamentario del PRD considera tres cuestiones: el alcance real de la protección de los intereses de los asalariados; la necesidad de adaptar los procesos productivos a las presiones competitivas, y la urgencia de mejorar las condiciones de trabajo y los salarios.

La dirección general de servicios de documentación, información y análisis de la Cámara de Diputados dio seguimiento a cada una de las iniciativas y elaboró un estudio comparativo que destaca las distancias que separan a cada una de las iniciativas.

En materia de contratación los proyectos de PAN y PRI incorporan tres nuevas modalidades: temporal, por capacitación inicial y por periodo de prueba. Los argumentos de ambos partidos redundan en que esos tres modelos darán mayor competitividad a los trabajadores y los dotará de experiencia.

Sin embargo, a pesar de que así se puede obtener un puesto, también se correrá el riesgo de no poder conservarlo, toda vez que se otorga el derecho al patrón de dar por terminada la relación de trabajo sin responsabilidad, si no acredita el tra- bajador su competencia, advierte el análisis.

Las tres iniciativas comparadas prevén prohibir prácticas y formas de discriminación laboral, como no ser contratado por preferencia sexual, edad, capacidades diferentes, condición social, religión, estado civil o cualquier otra. En el caso del PRD se hace alusión expresa a formas de discriminación por gravidez, condiciones de salud, y responsabilidades familiares. En el caso de PAN y PRI, ambos coinciden en rechazar la discriminación por doctrina política.

Tanto la iniciativa del PAN como la del PRI proponen regular las subcontrataciones porque en la actualidad, empresas trasnacionales han abusado de este modelo.

En materia de autoridades laborales las tres iniciativas proponen la eliminación de las juntas, tanto federal como locales de Conciliación y Arbitraje; PAN y PRI proponen que permanezcan autoridades especializadas, creándose así los funcionarios conciliadores. El PRD pretende que actúen como jueces laborales.

Las tres iniciativas incorporan como causas de rescisión de contrato, con resposabilidad tanto para el patrón como para el trabajador –según sea el caso de quien haya cometido el ilícito–, el hostigamiento sexual, y destaca la iniciativa del PRD por incorporar las figuras de hostigamiento moral y violencia laboral.

Por lo que corresponde al trabajo infantil el PAN busca prohibir la contratación de menores de 14 años; el PRI eliminar topes mínimos y máximos de edad para su contratación, y en el caso del PRD, la prohibición de utilizar niños en labores que obstaculicen su educación obligatoria.

El PAN –a través de la iniciativa conocida como ley Lozano– trata de promover la desaparición de los sindicatos de oficios y cuando ocurra la disolución de un sindicato que se repartan los bienes entre los agremiados.

En materia de responsabilidades y sanciones las iniciativas de PAN y PRD definen el concepto de reincidencia y en ambos casos se incrementan los montos de las multas y sanciones derivadas de las violaciones a las normas de trabajo cometidas por los patrones como por los trabajadores.

Añadir un comentario