Política
Ver día anteriorMiércoles 3 de octubre de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

#YoSoy132 presenta informe; critica aval a cambios a la LFT

Paran labores decenas de escuelas de educación superior por el 2 de octubre
Emir Olivares y Laura Poy
 
Periódico La Jornada
Miércoles 3 de octubre de 2012, p. 14

Estudiantes universitarios de la zona metropolitana del valle de México se sumaron al paro nacional en conmemoración del 44 aniversario de la matanza estudiantil de 1968, pero también en contra de la reforma laboral, de la imposición de Enrique Peña Nieto en la Presidencia y en defensa de la educación pública.

La convocatoria del movimiento #YoSoy132 fue acogida con paros totales y parciales de actividades en la principales universidades públicas de la capital del país.

En conferencia de prensa, Xara Almonte y Luis Cottier, de las facultades de Ciencias Políticas y Sociales y de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), respectivamente, así como Mauro Mendoza, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, informaron que unas 23 escuelas se sumaron al paro.

La toma de algunas escuelas se realizó desde la noche del lunes y durante la madrugada de ayer. Fue el caso del plantel Vallejo del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), de la unidad Atzcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Al presentar un informe de las escuelas y facultades en paro, los estudiantes señalaron: En 1968 el PRI asesinó a cientos de jóvenes que luchaban por mejores condiciones de vida para el pueblo. Hoy, la realidad que vivimos ha arrojado casi 100 mil muertos por la violencia y la militarización del país. Como en el 68, el movimiento #YoSoy132 levanta banderas que no son puramente estudiantiles, sino que cuestionan los aspectos más salvajes de este sistema político y económico basado en la desigualdad y la explotación.

En el documento se critica la reforma laboral –aprobada el fin de semana pasado por los diputados y que se analiza en el Senado–, y la definen como el golpe más certero que está preparando el gobierno contra nosotros.

En la UNAM se interrumpieron labores en las facultades de Ciencias, Arquitectura, Filosofía y Letras, Ciencias Políticas y Sociales y Economía, así como en las escuelas de Estudios Superiores Aragón, nacionales de Trabajo Social, de Artes Plásticas y de Música; además de los planteles 2, 5, 6 y 9 de la Escuela Nacional Preparatoria y en el CCH Atzcapotzalco.

En el CCH Sur se realizó un paro activo. En la Facultad de Ingeniería un sector del estudiantado, con apoyo de las autoridades del plantel, rompió el paro, y en los CCH Vallejo y Naucalpan sucedió algo similar.

Las unidades Atzcapotzalco, Iztapalapa y Xochimilco de la UAM también fueron cerradas a las actividades académicas y administrativas, mientras en la sede Cuajimalpa se realizó un paro parcial.

En el Instituto Politécnico Nacional fueron tomadas las sedes de las escuelas superiores de Economía y de Ciencias Biológicas, ubicadas en el Casco de Santo Tomás, donde se colocaron carteles y mantas en rechazo a la reforma laboral y al recorte presupuestal de 156 millones de pesos a esa casa de estudios.

En Zacatenco suspendieron labores las escuelas superiores de Ingeniería, Mecánica y Eléctrica; de Ingeniería y Arquitectura; de Comercio y Administración de Tepepan, y la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería, Ciencias Sociales y Administrativas.

También se sumaron al paro la Escuela Nacional de Antropología e Historia y la Universidad Pedagógica Nacional. Además, participaron los cinco planteles de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México que se encuentran cerrados por el conflicto interno que se vive en esa institución, donde se busca la remoción de la rectora Esther Orozco.

Alumnos de la Universidad Iberoamericana se sumaron a las acciones de protesta con la presentación de un libro sobre la masacre estudiantil del 2 de octubre de 1968. En esa institución no se suspendieron las actividades, al igual que en el Instituto Tecnológico Autónomo de México, donde se realizaron foros.

Estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, Guerrero, se manifestaron frente a la torre de rectoría de la UNAM –que fue cerrada por elementos de seguridad– por la matanza estudiantil del 68 y para recordar a los miles de desaparecidos.