Mundo
Ver día anteriorViernes 12 de octubre de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Reciben labriegos de la coalición Immokalee premio de Soberanía Alimentaria

No nos detendremos hasta que nuestros derechos sean respetados: jornaleros de Florida

Desde 2001 trabajadores de los campos de jitomate impulsan la Campaña para Comida Justa

David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 12 de octubre de 2012, p. 33

No nos detendremos hasta que sean respetados los derechos básicos que merecemos, hasta que nos respeten como seres humanos, declaró Lucas Benítez, codirector de la Coalición de Trabajadores de Immokalee al aceptar el premio de Soberanía Alimentaria de WHY Hunger en reconocimiento a la labor de más de una década en defensa de los miles de jornaleros en los campos de Florida que está transformando la industria alimenticia nacional desde abajo.

La Coalición de Trabajadores de Immokalee, compuesta y dirigida por más de 4 mil inmigrantes mexicanos y caribeños que trabajan en los campos de jitomate de Florida, impulsó la Campaña para Comida Justa en 2001 y desde entonces ha logrado lo que nadie: obligar a algunas de las empresas nacionales de la rama de alimentos más grandes del país a firmar un acuerdo que establece un código de conducta para frenar abusos y establecer normas mínimas de trabajo en los campos, un mecanismo que al aceptar pagar un centavo más por libra de producto, eleva los salarios de los jornaleros de manera considerable (el año pasado se distribuyeron más de 7 millones de dólares adicionales al ingreso de los trabajadores), y la inclusión de los campesinos en los debates y en las políticas sobre el asunto de agricultura sustentable y alimentos sanos.

Sólo la semana pasada, la Coalición de Trabajadores de Immokalee (CIW) obligó a la empresa Chipotle, con sus mil 400 restaurantes en este país, a ser la empresa 11 en aceptar firmar el acuerdo de la campaña, sumándose a Taco Bell, McDonald’s, Burger King, Whole Foods, Trader Joe’s y otras cadenas de restaurantes y mercados que ahora forman parte del acuerdo entre trabajadores, cultivadores y vendedores del jitomate producido en Florida; 90 por ciento de todo jitomate consumido en época de invierno, y 50 por ciento de la producción anual nacional.

Sin descanso, la CIW continúa con su lucha nacional enfocándose en las grandes cadenas de supermercados como Kroger’s, Publix y el más grande de todos, Wal-Mart.

“El camino ha sido duro pero lo hemos recorrido juntos, con ustedes, con aliados por todo el país, estudiantes, consumidores, religiosos, hasta anarquistas, con todos… por una causa: transformar la industria agrícola en una más justa… Es inaceptable que nosotros los trabajadores que ponemos la comida sobre las mesas de todos los hogares, a veces no tengamos suficiente para nuestras mesas”, afirmó Benítez. Agregó que se lucha todos los días, con estas alianzas, por un nuevo día, para cuando se respeten los derechos humanos básicos de los trabajadores del campo de Estados Unidos, ante la ovación de activistas del movimiento de soberanía alimenticia, ONG, representantes de organizaciones de granjeros familiares, del movimiento de granjas urbanas.

Foto
Lucas Bentítez (al centro), codirector de la Coalición de Trabajadores de Immokalee, al recibir el premio de Soberanía Alimentaria de WHY HungerFoto Elizabeth Coll

El acto contó con la presencia del relator especial sobre el derecho al Alimento de la Organización de Naciones Unidas, Olivier De Schutter, quien habló del gran debate mundial entre los que promueven una visión empresarial economicista de la agricultura y los que abogan por la soberanía alimenticia como concepto, en donde la autodeterminación y la autosuficiencia son los ejes de la política agraria. Destacó que tal vez la expresión más dinámica de un movimiento trasnacional a favor de la soberanía alimenticia es el de Vía Campesina.

Tom Morello, quien durante años ha apoyado la lucha de la CIW, y que es parte del proyecto de Artistas contra el Hambre de WHY Hunger, ofreció unas canciones, comentando que el hambre es un crimen, el hambre es violencia, esa hambre que existe desde Appalachia a África.

El premio de Soberanía Alimentaria se creó en 2009 como alternativa al Premio Mundial de Alimento (dedicado a los que incrementan producción agraria a través de tecnología), y honra a organizaciones innovadoras alrededor del mundo luchando por el derecho al alimento para todos y dignidad para aquellos que ponen la comida en nuestros platos y que trabajan por la democratización de nuestro sistema alimenticio. Este año, se reconoció, además de a la CIW, a la Asociación de Campesinas Coreanas, el Movimiento Nacional de Solidaridad de Pesca de Sri Lanka, y el Movimiento Campesino Unificado de la Región de Aguan en Honduras. (Para mayor información: www.whyhunger.org/; para más sobre CIW: www.ciw-online.org/)

Añadir un comentario