Política
Ver día anteriorDomingo 14 de octubre de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Ruido global
Cacerolazo internacional contra la crisis económica

En España y Portugal, las protestas más concurridas

Rescatan a los bancos y el pueblo paga por ello, la queja

Participan los movimientos de indignados, Occupy y #YoSoy132

Foto
Jóvenes participantes en la protesta convocada por Global NoiseFoto Ap
Foto
Miles de jóvenes participaron en Madrid en la protesta convocada por Global NoiseFoto Ap
Agencias
 
Periódico La Jornada
Domingo 14 de octubre de 2012, p. 2

No debemos, no pagamos, fue la consigna que miles de personas gritaron ayer en 27 países golpeando cacerolas, sartenes y tapaderas para denunciar que los efectos de la crisis económica recaen en la población mientras los bancos son rescatados. La convocatoria fue lanzada por conducto de las redes sociales, como Twitter y Facebook, y fue bautizada como Global Noise (Ruido Global).

Las concentraciones más nutridas tuvieron lugar en España y Portugal, donde miles de inconformes salieron a las calles para expresar su repudio a las medidas de austeridad impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Miles marcharon este sábado por el centro de Madrid. Convocados por el movimiento de los indignados, hombres y mujeres de todas la edades, algunos con niños, partieron en un ambiente festivo de la representación local de la Unión Europea (UE) –a la cual el viernes se le otorgó el Premio Nobel de Paz– para terminar su trayecto en la emblemática plaza de la Puerta del Sol, informó la agencia Afp.

Los organizadores de la protesta señalaron que 80 por ciento de la deuda pertenece a los bancos y que es injusto que el pueblo pague por ello.

La crisis capitalista se ha propagado y ha causado muchísimo daño y dolor a la sociedad, y a la hora de implantar las soluciones se está tirando evidentemente de las clases que no contribuyeron a su generación, pero pagan con sudor y sangre su posible solución, declaró Carlos Sánches Mato, miembro del colectivo M-15 uno de los convocantes al cacerolazo del sábado.

La idea es hacer mucho ruido para que nos escuchen, aunque ya saben que estos dirigentes no tienen oídos para nosotros, declaró Marita, quien pidió un sistema económico diferente, que no esté basado en el crecimiento, sino en las personas.

Además de Madrid, otras ciudades españolas se hicieron eco de la manifestación contra la deuda, como el caso de Sevilla, Santander, Gijón, Barcelona y Logroño, donde los organizadores pidieron Pita si tu banco (o gobierno) te roba.

En Portugal miles de personas se manifestaron contra las medidas de austeridad que su gobierno ha impuesto contra la población.

Las protestas en Lisboa y otras ciudades del país se caracterizaron por desarrollarse en un aire festivo y sin incidentes.

Actores, cantantes y bailarines, así como la principal central sindical portuguesa, la CGTP, también hicieron oír su voz en un escenario que fue colocado en la Plaza de España.

Cultura es resistencia, los artistas están en la calle, fue la consigna que marcó la manifestación del sábado.

Hace unas semanas, el gobierno portugués informó que unas 50 mil personas contratadas por el Estado perderán sus empleos a lo largo del año entrante, como parte de las medidas que se aplicarán para reducir el déficit de la deuda pública.

En París, cientos de personas se manifestaron a las afueras del banco de inversiones Goldman Sachs y marcharon hacia la Asamblea Nacional francesa en una ruidosa marcha contra las medidas de austeridad que roban derechos sociales. Al menos 300 personas expresaron su apoyo a la convocatoria de Global Noise, informó la prensa francesa en Internet.

En Londres, simpatizantes del Occupy London se reunieron a las afueras de la catedral de San Pablo para conmemorar el primer aniversario del movimiento contra el corporativismo y su respaldo al cacerolazo. La manifestación se desarrolló con total calma, reportó el diario The Washington Post en su edición digital.

También hubo manifestaciones en las ciudades de Roma y Venecia, en Italia; Ámsterdam, en Holanda, y Berlín, en Alemania, según se informó por Twitter, aunque las agencias de noticias no hicieron eco ni corroboraron la afluencia.

Cerca de cien personas salieron a las calles de Bruselas, la capital belga y sede de la UE. De acuerdo con los reportes de tuiteros la policía se mostró violenta contra los inconformes y utilizó macanas para dispersarlos. Hasta el cierre de esta edición no se tenía mayor información al respecto.

De acuerdo con las redes sociales Globlal Noise se hizo escuchar en Sao Paulo, Brasil, donde la manifestación se desarrollaba con total calma.

En Nueva York, el movimiento Occupy Wall Street realizó su marcha por el Rockefeller Center hasta Times Square. Según los datos obtenidos la policía impedía el paso del contingente y pedía a los manifestantes no obstaculizar el tráfico.

La página oficial de Global Noise informó que también se desarrollaron manifestaciones en Canadá, México, Argentina, Perú, Bosnia Herzegovina, Hungría, Croacia, Turquía, Egipto y Australia.

Un mapa de las muestras de rechazo está en la siguiente dirección de Internet: www.globalnoise.net/wp-content/plugins/leaflet-maps-marker/leaflet-fulls creen.php?layer=1

El cacerolazo de este sábado fue realizado por las agrupaciones que nutrieron los movimientos de indignados, Occupy y #YoSoy132, entre otros, según explica la página www.globalnoise.net/category/news/ donde fue lanzada la convocatoria.

Esta jornada de protesta se realizó exactamente al año de que comenzaron a expandirse por las plazas de distintas ciudades –Nueva York, la principal– las ocupaciones de los indignados, que protestaron por la desprotección social y contra la especulación financiera que dio paso a la crisis económica que se vive hoy en día.