Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 22 de octubre de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
La diferencia está en el precio
Ángeles Cruz Martínez
 
Periódico La Jornada
Lunes 22 de octubre de 2012, p. 40

Los medicamentos genéricos se venden en Brasil por el nombre de la sustancia activa. Existen marcas comerciales generales, nunca ligadas a una fórmula específica y se identifican en farmacias con una G que portan las cajas para diferenciarlas de las denominadas similares, que en este país son los productos que no acreditan tener la misma eficacia, calidad y seguridad que el de referencia o innovador. Aparte están las medicinas de referencia o innovadoras, protegidas por una patente. En cambio, en México el mercado de medicinas genéricas siempre ha estado vinculado a un nombre comercial, y sólo en algunos casos se expenden por la sustancia activa que contienen (genéricos puros).

Hasta hace unos años, estas presentaciones sólo se veían en las instituciones de salud, pero desde la creación del sector de genéricos intercambiables en 1999 y luego de las reformas legales de 2005, es más común que los pacientes encuentren en farmacias privadas algunos fármacos que se venden sólo por su denominación genérica..

Debido a la transformación del sector, se ha vuelto indispensable distinguir entre genéricos puros y de marca, pues aunque farmacéuticamente son equivalentes (ambos acreditan ante la autoridad sanitaria que tienen la misma calidad, eficacia terapéutica y seguridad respecto del innovador), los segundos son promovidos más ampliamente y se posicionan con respaldo de un laboratorio farmacéutico nacional o multinacional.

La diferencia, según la consultora IMS Health, está en el precio. Mientras los genéricos puros pueden tener un costo para los pacientes hasta 80 por ciento más bajo con relación al innovador, cuando se venden con el nombre de una firma comercial el precio se incrementa. En 2011, las ventas de genéricos de marca representó 21 por ciento del mercado, para los genéricos puros fue 7 por ciento, aunque en unidades los que más cajas expendieron fueron estos últimos: 38 por ciento del total, comparado con 13 por ciento de los de marca.