Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMiércoles 31 de octubre de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El secuestro, el fin para obligarlos a trabajar para ellos en el crimen organizado

Delincuentes que se hacen pasar como policías, otro riesgo para los migrantes

Relatos de centroamericanos en tránsito por territorio mexicano con rumbo a Estados Unidos

Eirinet Gómez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 31 de octubre de 2012, p. 43

Jalapa, Ver., 30 de octubre. Anoche quisieron hacer una redada haciéndose pasar por Migración, enfoqué su cara, andaban con pasamontañas, ¿qué hice?, di la alerta a todos los compañeros para que corriéramos para atrás; no era migración, eran los que a nosotros nos secuestran, relató el hondureño Érick Mejía, quien es parte de un grupo de 200 centroamericanos que transitan por territorio mexicano rumbo a Estados Unidos.

Denunció que el intento de redada por parte de un grupo de personas que se hicieron pasar por agentes de migración ocurrió la noche del domingo en la estación del tren de la comunidad de Medias Aguas, municipio de Sayula de Alemán, al sur de Veracruz.

Mejía, quien ya suma varios intentos tratando de llegar a suelo estadunidense, aseguró que quienes detienen a los indocumentados no los llevan a una estación migratoria, sino los retienen y los obligan a trabajar para ellos.

Esas personas los detienen (a los migrantes) y no los llevan a migración porque no son judiciales, ¿quiénes son?, sólo ellos saben, son contrabandistas de humanos, los cuales obligan a uno a trabajar para ellos, sostuvo.

Recordó que una ocasión: A mí hasta trabajo me ofrecieron, se trataba de andar derrumbando personas en el tren, ¿cuánto me ofrecieron?, mil pesos semanales, pero no puedo hacer eso porque venimos todo unidos, y con una necesidad de ir al norte.

El domingo, el tren se detuvo en la estación de Medias Aguas –con 200 migrantes arriba de los vagones. Hasta ellos se acercó un grupo de personas sospechosas haciéndose pasar por agentes de migración.

Cuando volteamos a ver todos, seis camionetas estaban escondidas en el otro costado. No pudieron hacer nada porque todos corrimos hacia atrás. ¿Qué sucedió?: no era Migración, eran los que a nosotros nos secuestran, narró Érick Mejía.

En su relato, el migrante hondureño dijo que en los secuestros masivos de migrantes a veces hasta el maquinista está confabulado con ellos, porque el maquinista no tenía derecho a parar ahí. El domingo se paró precisamente enfrente de la mera camioneta.

El grupo de 200 migrantes centroamericanos que transita por territorio mexicano rumbo a Estados Unidos, se encontró este martes con las integrantes de la Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos en Tránsito por México Liberando la Esperanza, en el municipio de Tierra Blanca, con quienes intercambiaron información sobre lo que ocurre en la ruta de indocumentados.

El migrante hondureño Carlos Martín Serrato, de 50 años, a quien desconocidos mantenían secuestrado junto con otras tres personas, en la comunidad de Medias Aguas, fue asesinado cuando intentaba huir de sus captores.

Según indagatorias de autoridades municipales y de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), la madrugada de este martes los cuatro prisioneros intentaban huir de sus plagiarios cuando uno de ellos fue alcanzado por una bala que le quitó la vida.

Unas horas más tarde, en un comunicado, la PGJE informó que la policía municipal de Sayula de Alemán detuvo en un operativo a los presuntos responsables del crimen.

Se trata de los presuntos asaltantes de migrantes Ricardo David Ortiz Ortiz, hondureño, y Jorge Juan García Domínguez, originario del municipio veracruzano de Las Choapas, a quienes extraoficialmente se les vincula con la organización criminal Mara Salvatrucha.