Economía
Ver día anteriorSábado 10 de noviembre de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En esa situación, 14.2 millones; desempleados, 2.6 millones

Se incorporan a la economía informal 2,145 mexicanos al día en un año: Inegi
Foto
Una señora y sus hjos cantan para recibir dinero en el Centro Histórico de la ciudad de México Roberto García OrtizFoto Roberto García Ortiz
Israel Rodríguez J.
 
Periódico La Jornada
Sábado 10 de noviembre de 2012, p. 26

Dos mil 145 mexicanos al día se incorporaron a la economía informal durante los pasados 12 meses, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De esta manera, el universo de mexicanos ocupados en la economía informal, caracterizada por salarios precarios y sin ninguna prestación social, alcanzó un total de 14.2 millones de personas, que representan a 29.2 por ciento de la población total ocupada, que al cierre de septiembre de este año, fue de 48.7 millones.

Así, de acuerdo con los Resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo al cierre del tercer trimestre de 2012, una de cada tres personas que trabajan, en su mayoría con bajos salarios, laboran en la informalidad.

El Inegi detalla que entre septiembre de 2011 e igual mes de 2012 un total de 783 mil personas se incorporaron a la llamada economía subterránea.

Para el tercer trimestre de este año, la población económicamente activa (PEA) del país se ubicó en 51.4 millones de personas, que significan 59.9 por ciento de la población de 14 años y más.

En este periodo, 48.7 millones de personas se encontraban ocupadas, cifra superior en 1.9 millones de personas a la del trimestre comparable de 2011.

Según los informes oficiales en el tercer trimestre de este año la población desempleada se situó en 2.6 millones de personas y la tasa de desocupación correspondiente fue de 5.2 por ciento de la PEA, porcentaje inferior al de 5.6 por ciento que se registró en el periodo julio-septiembre de un año antes.

Al interior de la PEA es posible identificar a la población que estuvo participando en la generación de algún bien económico o en la prestación de un servicio (población ocupada), la cual en el trimestre julio-septiembre de 2012 alcanzó 48.7 millones de personas (30.1 millones son hombres y 18.6 millones son mujeres), cantidad superior en 1.9 millones de personas a la cifra del mismo lapso de un año antes cuando se ubicó en 46.8 millones de personas.

Más de la mitad de la población ocupada (50.6 por ciento) se concentra en las ciudades más grandes del país (de 100 mil y más habitantes); le siguen las localidades rurales (menores de 2 mil 500 habitantes) donde se agrupa 20.8 por ciento de la población ocupada total; los asentamientos que tienen entre 15 mil y menos de 100 mil habitantes (urbano medio) albergan 14.8 por ciento y, finalmente, el resto de los ocupados (13.8 por ciento) residen en localidades de 2 mil 500 a menos de 15 mil habitantes

Al considerar a la población ocupada con relación al sector económico en el que labora, 6.7 millones de personas (13.8 por ciento del total) trabajan en el sector primario, 11.5 millones (23.6 por ciento) en el secundario o industrial y 30.2 millones (61.9 por ciento) están en el terciario o de los servicios. El restante 0.7 por ciento no especificó su actividad económica.

Si se observa a la población ocupada en función de la posición que tiene dentro de su trabajo, se tiene que casi dos terceras partes del total (65.7 por ciento), esto es, 32 millones son trabajadores subordinados y remunerados; 11.2 millones (22.9) trabajan por su cuenta, sin emplear personal pagado; 3.2 millones (6.6) son trabajadores que no reciben remuneración, y 2.3 millones (4.8 por ciento) son patrones.

El Inegi precisó que los trabajadores subordinados y remunerados se incrementaron en 1.1 millones de personas entre el tercer trimestre de 2011 e igual periodo de 2012, los trabajadores por cuenta propia en 666 mil, los ocupados que no perciben una remuneración por su trabajo en 133 mil y los empleadores aumentaron en cerca de 13 mil personas.

Por último la población subocupada, entendida como el segmento de trabajadores que tienen la necesidad de trabajar más tiempo, ante la precariedad de sus ingresos, lo que se traduce en la búsqueda de una ocupación complementaria o de un nuevo trabajo con mayor horario, durante julio-septiembre de 2012 la población subocupada en el país fue de 4.2 millones de personas y representó 8.7 por ciento de las personas ocupadas, proporción menor a la del mismo periodo de 2011 que fue de 8.9 por ciento.

Añadir un comentario