Política
Ver día anteriorSábado 8 de diciembre de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Señalan expertos que el Presidente debe aclarar la cifra de muertos en el sexenio pasado

Peña, con pocas posibilidades de cambiar sustancialmente la política de seguridad

Llaman durante foro a respetar los derechos humanos y a dar fecha para el retiro del Ejército

Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Sábado 8 de diciembre de 2012, p. 19

Pese al fracaso de la estrategia de seguridad del ex presidente Felipe Calderón, debido a que fue una propuesta sacada de la manga, desligada de la realidad y por la corrupción existente, las posibilidades de que el mandatario entrante la modifique sustancialmente son pocas, consideraron expertos durante el foro La estrategia de seguridad en el gobierno de Peña Nieto, ¿continuidad o cambio?

En el encuentro, realizado en Casa Lamm y organizado por el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD) y la fundación Heinrich Böll Stiftung México, Édgar Cortez, coordinador de seguridad y justicia penal del referido instituto, sostuvo que el primer paso para el establecimiento de la política de seguridad y de combate al crimen debe ser aclarar y dar seguimiento al número de muertos que dejó como saldo la estrategia de Calderón, cuya cifra va de 65 mil hasta 100 mil, de acuerdo a la fuente, además se debe investigar de forma inmediata el tema de los desaparecidos, que se calcula serían unos 25 mil.

Remarcó que ante el costo social tan alto que dejó su antecesor, Peña Nieto no puede hacer borrón y cuenta nueva, debe dar una respuesta a los familiares de las víctimas. Un segundo paso, añadió, sería emprender una reforma seria y rigurosa a la procuración de justicia, debe entrar al tema de la autonomía de las procuradurías y transformarlas en órganos con verdadera capacidad de investigación.

En cuanto a la Procuraduría General de la República (PGR), indicó que para convertirla en un órgano que investigue a la delincuencia organizada tendría que desarrollar capacidades para eso, es decir para tener inteligencia financiera para cerrar a la delincuencia el acceso a grandes recursos y acotar su capacidad de corrupción.

Tanto Cortez como José Luis Piñeyro, experto en temas de seguridad nacional y académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) plantel Azcapotzalco, coincidieron en que ante las críticas que generó la estrategia anticrimen de Calderón, en cuanto a la violación de derechos humanos, un elemento primordial de la táctica que adopte Peña Nieto deberá ser el respeto a las garantías individuales para reducir al mínimo las posibilidades de arbitrariedades por parte de las fuerzas armadas, las cuales ya anunció que permanecerán en primera instancia en esta lucha.

El académico también manifestó que sería importante que el nuevo gobierno estableciera plazos concretos para el paulatino retiro de las fuerzas armadas, y no sólo decir que se van a retirar hasta que estén preparados 100 mil policías federales; debe existir una programación realista de cuánto tiempo más se va a requerir que las fuerzas armadas estén en las calles.

Cortez comentó que frente a la estrategia fracasada de Calderón, la primera expectativa es lograr un cambio; dijo que se necesita una estrategia estructurada, porque lo que hay hasta ahora son ideas sueltas.

Btn rs