Política
Ver día anteriorViernes 21 de diciembre de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El SNTE recurrirá a todos los recursos legales para frenarla, incluido el amparo

Anuncia Gordillo resistencia pacífica y civilizada contra la reforma educativa

Presenta plan para garantizar el pleno respeto al empleo y la dignidad de los maestros

Foto
Elba Esther Gordillo Morales, lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, al llegar a la 35 sesión extraordinaria del Consejo Nacional de esa organizaciónFoto Pablo Ramos
Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Viernes 21 de diciembre de 2012, p. 5

Elba Esther Gordillo Morales, lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), anunció que la organización emprenderá una resistencia pacífica y civilizada contra la reforma educativa aprobada en la Cámara de Diputados, y aseguró que recurrirán a todas las instancias legales e incluso al amparo.

Durante la clausura de la 35 sesión extraordinaria del Consejo Nacional del SNTE, donde los más de 300 asistentes avalaron un pronunciamiento sobre los cambios a los artículos 3º y 73 constitucionales, reiteraron su rechazo a esa reforma, que amenaza la estabilidad y la seguridad en el empleo.

Advirtieron: Nos reservamos el derecho a ejercer todos los recursos legales, sociales, políticos y pacíficos a nuestro alcance, con el propósito de garantizar el pleno respeto al empleo y a la dignidad de los trabajadores de la educación.

En el documento –donde de nueva cuenta el SNTE arremete contra PAN y PRD, aunque no hace mención directa del PRI– se afirma que mantendrán su respaldo a una reforma educativa que responda al interés de la nación, sin que se convierta en amenaza ni agravio para los maestros.

Solicitará apoyo internacional

En la estrategia propuesta por Gordillo Morales para impedir que la evaluación de los docentes determine su permanencia en el servicio magisterial –votada a mano alzada y por aclamación–, se acordó solicitar a instancias como la Organización de Naciones Unidas, la Organización Internacional del Trabajo, agrupaciones de derechos humanos y magisteriales de Estados Unidos y Canadá, que nos den su apoyo y solidaridad en esta lucha por la dignidad de los maestros.

Gordillo Morales, quien anunció que la próxima reunión del Consejo Nacional del SNTE se realizará en febrero, instó a los agremiados a realizar acciones pacíficas, pero sólo sábados y domingos, pues la primera medida acordada fue no suspender labores.

A estas actividades se sumará el volanteo y la instalación de mesas para la recolección de firmas en plazas públicas, así como la de solicitar solidaridad a las universidades, acciones que deberán ponerse en marcha a más tardar el próximo 5 de enero.

Al llegar poco después de las 15 horas a la sede donde se celebraba la reunión plenaria, en el Portal del Sol, en una exclusiva zona de Santa Fe, Gordillo Morales enumeró las acciones que fueron votadas una a una y sin discusión. Entre ellas, exigir a los gobernadores el pago completo de aguinaldos y prestaciones, pues la falta de recursos no es responsabilidad del magisterio, aseguró.

Con gritos de ¡duro, duro, duro!, los consejeros avalaron la propuesta de Gordillo para emprender una acción legal contra el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, y contra Carlos Loret de Mola, comentarista de Televisa, si no comprueban sus declaraciones acerca de presuntos actos de corrupción en el SNTE. Ya basta, enfatizó.

Sin discusión presupuestal

Los trabajos del encuentro concluyeron sin que se discutiera el tema de la inversión pública que se destinará en 2013 al sector educativo, a pesar de que estaba incluido en el orden del día, luego de que una comisión de dirigentes sindicales, encabezados por el secretario general, Juan Díaz de la Torre, se trasladó de la sede del consejo a la Cámara de Diputados para ir a dar la pelea por los recursos.

En entrevista, Gordillo Morales insistió en que sería irresponsable de mi parte decir algo de lo que todavía no tenemos resuelto, esto pese a la persistente denuncia de los asistentes al encuentro de que no puede aprobarse una reforma educativa sin fondos suficientes para operarla.

Insistió en que aún no está dicha la última palabra sobre la reforma educativa. Hay leyes reglamentarias, dijo, nada está cerrado, no es momento de agitarnos ni volvernos todos contra todos. Aseguró que abrir canales de diálogo es responsabilidad de todos.

Al preguntarle sobre la posibilidad de que sostenga una reunión con el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, Gordillo afirmó: No tengo ningún inconveniente de hablar con quien sea. Es posible que en cualquier momento me llame y tengamos que planear una reunión, y destacó que el funcionario ha estado al margen de lo que ha hecho el Legislativo.