Política
Ver día anteriorSábado 22 de diciembre de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Raúl Arroyo fue implicado por el NYT en soborno de Walmart

Desairan a titular del INAH en la inauguración de museo en Mérida
Rosa Elvira Vargas
 
Periódico La Jornada
Sábado 22 de diciembre de 2012, p. 14

El director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Sergio Raúl Arroyo, no fue considerado en la comitiva que viajó esta tarde de la ciudad de México a Mérida, donde el titular del Ejecutivo inaugurará el Gran Museo del Mundo Maya, el cual –con una inversión de 700 millones de pesos– albergará una de las mayores colecciones de esa civilización.

Sí viajó el director de Conaculta, Rafel Tovar y de Teresa. Se supo que el etnólogo Arroyo nunca figuró en la lista de quienes estarían en la ceremonia de inauguración del museo del Mundo Maya, no obstante que esta obra recae dentro del ámbito de sus responsabilidades.

Trascendió que desde el nombramiento de Sergio Raúl Arroyo como titular del INAH hubo malestar en la Secretaría de Educación Pública (SEP), puesto que la designación se hizo y difundió sin consultar al secretario Emilio Chuayffet.

Además, en la edición del lunes pasado del diario The New York Times se revela que Raúl Arroyo habría estado implicado en los sobornos que Walmart pagó para obtener el permiso para construir un supermercado cerca de la zona arqueológica de Teotihuacán. En el círculo de la Presidencia existe la convicción de que el funcionario debe aclarar las versiones periodísticas que lo vinculan con esa operación irregular.

Dado que el nombramiento de Arroyo fue decisión de Tovar y de Teresa, con quien ya había laborado anteriormente, las mismas fuentes insistieron en que el titular del INAH deberá, si se le requiere, acudir a cualquier citatorio para aclarar lo correspondiente a los señalamientos en su contra.

El funcionario cuestionado fue director del INAH de 2000 a 2005, durante el gobierno de Vicente Fox. Renunció a su encargo, según se dijo entonces, por estar en desacuerdo con la reforma que impulsaba Sari Bermúdez, presidenta de CNCA, para que ese órgano absorbiera funciones y responsabilidades del INAH y el INBA, aunque ésta no prosperó. También ha circulado la versión de que en esta ocasión Arroyo arribó a la dirección del instituto apoyado por Aurelio Nuño Mayer, jefe de la Oficina de la Presidencia de Enrique Peña Nieto.