Política
Ver día anteriorJueves 3 de enero de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La violencia por el crimen rebasa la capacidad en los estados

Crecieron los casos atraídos por la PGR para análisis forenses

Construyó centro especial para atender el aumento de homicidios

Gustavo Castillo García
 
Periódico La Jornada
Jueves 3 de enero de 2013, p. 13

Las investigaciones de todo homicidio son competencia inicial de las procuradurías locales, pero debido a la violencia generada por la llamada guerra contra el crimen organizado y la falta de capacidad de las procuradurías estatales, la Procuraduría General de la República (PGR) aumentó de 16 mil 360 a 26 mil 464 casos su intervención en estudios de genética forense a personas asesinadas durante el sexenio de Felipe Calderón.

Documentos de la PGR revelan que la realización de estudios de ADN en casos atraídos al fuero federal, también se multiplicaron de 2007 a 2012, al pasar de 236 a 2 mil 87, y que los estados de Baja California, Jalisco, Guanajuato, Chihuahua, Michoacán, Coahuila, Tamaulipas, Nuevo León y Sinaloa, fueron donde los especialistas federales realizaron mayor número de peritajes.

El aumento de homicidios dolosos atraídos por el Ministerio Público Federal obligó a la construcción del Centro de Medicina Forense federal, donde hay capacidad para almacenar hasta 200 cadáveres por tiempo indefinido.

De 2006 a 2012, más de 15 mil restos humanos fueron enviados por las procuradurías de justicia de todo el país a la fosa común como desconocidos.

Laboratorio central

Para atender las solicitudes de las entidades federativas y cubrir las necesidades del Ministerio Público Federal en materia forense, la PGR cuenta con un laboratorio central que se localiza en la ciudad de México, el cual cuenta con tecnología que ha sido certificada por especialistas de Estados Unidos, Francia, España e Inglaterra.

Permite sustentar y fortalecer la investigación criminalística que asegure el valor probatorio de los dictámenes periciales, así como la aplicación de prácticas y métodos innovadores para mantener a la vanguardia el desarrollo de la investigación criminalística, señala un informe de las labores realizadas de diciembre de 2006 a noviembre de 2012, por Miguel Óscar Aguilar y Sara Mónica Medina Alegría, jefes de los Servicios Periciales.

En las entidades donde se presenta mayor incidencia delictiva, la Coordinación de Servicios Periciales de la PGR ha instalado laboratorios móviles, como en Cancún, Quintana Roo; Guadalajara, Jalisco; Reynosa, Tamaulipas; Culiacán, Sinaloa, y Tijuana, Baja California, y para atender los casos de personas asesinadas o desaparecidas se creó la Red Nacional de la Base de Datos de Genética Forense, mediante el cual la autoridad federal puede compartir perfiles de ADN registrados y que pueden ser empleados para resolver casos de tráfico de personas, desaparecidos, paternidades o violaciones.

El sistema consiste en un software que permite almacenar, clasificar, cotejar y analizar perfiles genéticos que es una herramienta diseñada y creada por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), para archivar y procesar perfiles genéticos, además de que estandariza los procedimientos técnicos.

En la institución federal trabajan peritos en antropología forense que se dedican al análisis e identificación de cadáveres y sujetos vivos mediante la aplicación científica de distintos métodos y técnicas de identificación humana con el análisis antropométrico (morfoscópico y morfométrico) osteológico y somatológico, para determinar características como especie, sexo, señas particulares y estimar edad, talla, afinidad biológica, patologías, estigmas ocupacionales y acción tafonómica.

Especialistas en genética

Asimismo, cuenta con especialistas en genética forense que tratan de establecer la identidad humana a través de los perfiles genéticos obtenidos de las muestras forenses, fluidos biológicos como sangre, orina y saliva; de restos anatómicos, dientes y huesos.

Estos peritos también pueden determinar el parentesco biológico de una persona viva o fallecida con una madre o un padre, y el origen biológico de muestras obtenidas en delitos sexuales.

En materia de genética forense, “el promedio de intervenciones periciales por especialista fue de 13 en 2007; 18, 2008; 33, 2009; 43, 2010, y con un salto a 62 en 2011, y 84 hasta agosto de 2012. Estas variaciones son la correlación entre el número total de intervenciones al año y el número de peritos de la especialidad.

La plantilla en esta área se mantuvo en 18 durante el periodo 2007-2010 y se incrementó 39 por ciento durante el periodo 2007-2012, mientras el aumento en la carga de trabajo ha tenido un incremento de más de 535 por ciento durante el mismo periodo, refiere el documento Desarrollo de los Servicios Periciales Federales.

En tanto, la especialidad de medicina forense de la PGR refiere que cada perito atendió, en 2007, 719 casos; 2008, 615; 2009, 495; 2010, 458; 2011, 481, y hasta agosto de 2012, 552 casos anuales. La institución explica que la disminución de cargas de trabajo se debe a que la plantilla de especialidad creció 27 por ciento entre 2007 y 2012; sin embargo, los técnicos federales realizan 250 por ciento más trabajo que el promedio nacional de casos que atienden los peritos del país.

Añadir un comentario