Opinión
Ver día anteriorDomingo 6 de enero de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
¿Por qué la producción de Pemex decayó el año pasado?
Antonio Gershenson
S

i queremos resumir, vamos a ver que, a lo largo de 2012, la producción de Pemex decayó, a pesar de que hay áreas en las que creció. La producción por día de petróleo crudo bajó algo, pero la de gas natural cayó bastante más.

La producción de petróleo crudo bajó poco, de 2 millones 553 mil barriles diarios en 2011, a 2 millones 543 mil en 2012. La meta era de 2 millones 600 mil. En general, se están considerando cifras exactas hasta octubre, y los últimos dos meses se estiman por Pemex.

Pero con la producción de gas natural fue bajando de 6 mil 534 millones de pies cúbicos diarios en 2009, a 6 mil 337 millones en 2010, a 5 mil 913 millones en 2011 y a 5 mil 646 millones en 2012. La producción bajó a 86 por ciento en 3 años. Son 888 millones de pies cúbicos diarios. A veces los funcionarios menosprecian el gas, pero cuando falta vemos lo importante que es. Así ha sido con la escasez de gas a sectores de la industria a lo largo del año.

La situación no es pareja. En Veracruz la producción bajó de 956 millones de pies cúbicos diarios en 2008, a 606 millones en 2012, menos de dos terceras partes. En cantidad, bajó 350 millones. Pero en Burgos, donde se repartieron los terrenos entre siete empresas extranjeras, la producción de gas bajó de mil 515 millones de pies cúbicos diarios en 2009 a mil 185 millones en 2012, una reducción de 330 millones. Los dos juntos, representan una reducción de 680 millones de pies cúbicos diarios. Queda una reducción como de 200 millones a los otros casos.

Una parte importante de disminución es Cantarell, que fue la mayor área petrolera, y que perdió desde 2008, 600 millones de pies cúbicos diarios. Hay un aumento en la producción promedio de los otros sitios de unos 300 millones. Es sobre todo de Litoral de Tabasco, cuya producción subió de 454 millones, en 2008, a 726 millones (tal vez algo más, cuando se incorpore la nueva producción de los dos últimos meses de Tsimin) en 2012. En otros sitios la producción se compensa de unas regiones con otras.

Si consideramos a Litoral de Tabasco, su aumento de producción desde 2003 hasta 2012 es de más de 8 veces. Si comparamos el trabajo de Pemex aquí con la actividad de las siete empresas extranjeras en Burgos y su decadencia, es claro cuál es el camino correcto a seguir.

Vamos al aspecto del crudo. También ahí Litoral de Tabasco se destaca. La producción pasó de 39 mil barriles de crudo diarios en 2003, en un crecimiento sostenido, a 320 mil en 2012. Subió también más de 8 veces. Como hemos visto la que fue la mayor área de producción, Cantarell, cayó de 2 millones 125 mil de barriles diarios, a 406 mil en 2012. El 19 por ciento. Ha sido insuficiente la compensación que se quiso hacer con Ku MaloobZaap (KMZ) que no impide la baja. Los tipos de crudo en esta zona son crecientemente pesados. La producción de gas de esa área ya está decayendo.

Otro caso es Chicontepec. La producción es entre 2 y 3 por ciento de la nacional. Pero su presupuesto es enorme. En 2012 gastó más de 18 mil millones de pesos –en 2011 gastó 28 mil millones y en 2010, 32 mil millones– para producir 67 mil barriles diarios.

Litoral de Tabasco produce 320 mil, casi 5 veces más con una inversión de 7 mil millones, menos de la mitad que lo de Chicontepec, y sin contar la gran producción de gas.

Chicontepec es la tierra de los contratos y los contratistas. El rendimiento por pozo es ridículo, pues aunque no se ha publicado recientemente su rendimiento por pozo hace unos meses era de 27 barriles diarios, cuando a varios pozos de yacimientos normales se les mide su rendimiento en miles de barriles diarios.

Esto es en la producción de materias primas. Pero si tomamos, como ejemplo importante de transformación industrial las refinerías, pues las cosas están peor. Ya no digamos las ya construidas, sino la acordada pero nunca cumplida nueva refinería fue de lo peor. Tirar algo de dinero a la calle, y no se llegó a poner la primera piedra. La barda no está terminada, ni siquiera puede considerar que sea parte de la refinería.

Los ingenieros de Pemex que elaboraron un estudio de viabilidad para construir una nueva refinería en México, entregado al Senado el 30 de julio de 2008, dijeron que ante la recomendación de un tren de refinación para 300 miles de barriles diarios, es mejor el uso de dos trenes de refinación con 600 miles de barriles diarios, pues el estudio mostraba que esta última alternativa era más económica.

Claro, el gobierno derechista no hizo caso, ni se fue por el camino de los dos trenes, ni por el de un tren, porque no hizo nada. Es de los peores casos de transformación industrial.

Como vemos, no sólo decayó la producción de Pemex durante el año pasado.