Economía
Ver día anteriorViernes 18 de enero de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se busca un sistema para que empresas unan fuerzas con Pemex

Este es el año de la reforma energética, afirma Videgaray

En telecomunicaciones se promoverá más competencia desde telefonía celular hasta los medios

Pluralismo económico para crecer, plantea

Foto
El secretario de Hacienda, Luis VidegarayFoto Carlos Ramos Mamahua
Roberto González Amador
Enviado
Periódico La Jornada
Viernes 18 de enero de 2013, p. 27

Cancún, QR, 17 de enero. El primer paso del gobierno federal en la serie de reformas económicas que pretende impulsar será dado en el terreno energético. Se trata de tener un sistema regulatorio que permita a las empresas unir fuerzas con Petroleos Mexicanos (Pemex) en un marco orientado al mercado, explicó Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda y Crédito Público, en un foro con miembros de la comunidad de inversionistas y empresas privadas de Latinoamérica.

La secuencia de reformas que planteará el gobierno federal, anticipada aquí por Videgaray Caso, comenzará a andar tan pronto comience el siguiente periodo ordinario de sesiones del Congreso el primero de febrero. Consiste en un paquete de cambios que, adelantó, incluye propuestas para promover la asignación de préstamos al sector productivo por parte de la banca comercial, una mayor competencia en el sector de las telecomunicaciones desde la telefonía celular hasta los medios de comunicación y en la industria energética, hoy dominada por Pemex yla Comisión Federal de Electricidad.

El crecimiento económico necesita reformas y para ello es necesario adoptar un pluralismo económico, declaró Videgaray, en la última jornada de la 17 conferencia anual de directores de empresas de América Latina, organizada por el Grupo Santander. El foro reunió a los responsables de 280 fondos de inversión y de 160 grandes compañías privadas que cotizan en los mercados de valores de la región. México es una democracia vigorosa y el presidente Enrique Peña entiende que es nada más a través de acuerdos con la oposición como el país podrá aplicar las reformas que necesita para lograr un incremento de la productividad y mayores tasas de crecimiento, abundó.

Una vez que la propuesta de reforma constitucional en materia educativa ha recibido el respaldo de la mayoría de los congresos locales –requisito para validar los cambios constitucionales realizados por el Congreso de la Unión–, explicó Videgaray, el siguiente paso en la agenda de reformas que impulsará el gobierno federal está directamente relacionado con la economía e involucrará a los sectores de telecomunicaciones, energía y bancario.

Las propuestas relacionadas con estos tres ámbitos, adelantó, serán conocidas a partir de que comience el periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión el primero de febrero. El titular de Hacienda destacó que el trabajo político del gobierno con la oposición y los dirigentes del Congreso, previo a la presentación de las iniciativas, se ha dado en el marco del Pacto por México, una serie de compromisos firmados por el gobierno y los dirigentes de las tres mayores fuerzas electorales del país el 2 de diciembre pasado, un día después del comienzo del sexenio.

En el sector de telecomunicaciones la reforma proveerá una competencia en todos los sectores para hacer los servicios más accesibles y menos costosos. La propuesta de cambios para introducir mayor competencia involucrará todas las actividades del sector, desde celulares a medios, además de que planteará reforzar las atribuciones de la autoridad antimonopolio y la creación de tribunales especializados en la materia.

Uno de los asistentes al foro pidió al titular de Hacienda que diera a conocer la ruta de reformas en el primer año del gobierno. Videgaray Caso respondió que en febrero, cuando empiece el periodo ordinario de sesiones del Congreso, será presentada la reforma al sector de las telecomunicaciones. Los cambios que serán planteados al Legislativo buscan promover la competencia en todas las actividades de la industria, ofrecer mayor acceso a la población a servicios como Internet de banda ancha y reducir los precios que pagan los usuarios.

Otro participante preguntó de qué manera considera el gobierno hacer frente a lo que llamó intereses creados en la industria de telecomunicaciones, a monopolios que, dijo, han impedido en los últimos 12 años reformas hacia una mayor competencia en el sector. El titular de Hacienda contestó que la mayor competencia no es algo que se logre de una sola vez, sino resultado de un compromiso permanente porque se puede crear o bloquear la competencia. Por ello, informó que el gobierno impulsará cambios para fortalecer a la autoridad antimonopolios (la Comisión Federal de Competencia), así como para crear tribunales especializados en la materia. Muchas veces, decisiones buenas de la autoridad son revertidas en tribunales no especializados, apuntó. Telecomunicaciones, como mencioné, incluye todos los aspectos del sector, desde teléfonos celulares hasta medios de comunicación, remarcó.

En la ruta de reformas trazada por Videgaray, al sector de telecomunicaciones se añadirá, también para el próximo periodo de sesiones del Congreso, la del área energética, detalló.

México, aseguró, tiene un potencial enorme para ofrecer a empresas del país, sobre todo a las pequeñas y medianas, energéticos de calidad a bajo costo. No ocurre así porque, dijo, tenemos uno de los marcos regulatorios más rígidos. Recordó la entrevista que en noviembre de 2011 concedió Enrique Peña Nieto –quien entonces todavía no era el candidato de su partido a la Presidencia– al diario Financial Times, en la que el hoy presidente llamó a superar atavismos ideológicos respecto del régimen legal de Pemex, que limita la participación de capital privado en las áreas de exploracion y extracción de crudo.

Ahora, siguió Videgaray, la reforma energética es una de las cosas más importantes que se tienen que hacer y será para beneficio de la mayoría de los mexicanos. Los cambios que buscará el gobierno federal en el sector no son privatizar Pemex ni mucho menos privatizar las reservas de petróleo, sino tener un sistema regulatorio que puedan las empresas unir fuerzas con Pemex en un marco orientado al mercado, que permita atraer capital para explotar los inmensos recursos naturales del país, de los cuales, apuntó, la mayoría no han sido explotados a costa de las familias mexicanas y de la economía mexicana. Afirmó que 2013 es el año de la reforma energética.

La ruta de reformas sigue con propuestas para aumentar el financiamiento bancario a las empresas mexicanas. Mexico tiene un sistema financiero muy sólido. Esa es la buena noticia. Pero la mala es que los niveles de crédito siguen siendo muy bajos.

Aumentar el financiamiento a las empresas, en especial a las pequeñas y medianas será muy importante para el incremento de la productividad y el crecimiento sostenido de la economía, consideró. Vamos a trabajar con los bancos, vamos a usar la banca de desarrollo, no para competir, sino para unir fuerzas con la banca y acelerar el crecimiento del crédito.

Añadir un comentario