Política
Ver día anteriorMartes 22 de enero de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Segundo mandato de Obama
Frases memorables de presidentes de EU en sus ceremonias de investidura
Foto
Asistentes a la ceremonia en WashingtonFoto Xinhua
Afp
 
Periódico La Jornada
Martes 22 de enero de 2013, p. 4

Washington, 21 de enero. A continuación se presenta un conjunto de frases memorables de los discursos de investidura de algunos presidentes de Estados Unidos.

– George Washington (1789)

Ningún pueblo puede sentirse más obligado a reconocer y adorar la mano invisible que conduce los asuntos del hombre que el de Estados Unidos. Cada paso mediante el cual se ha avanzado al carácter de una nación independiente parece haber sido distinguido por alguna señal de intervención providencial.

– Abraham Lincoln (1865)

Ambos partidos desaprobaban la guerra, pero uno de ellos haría la guerra antes que dejar que la nación sobreviviera, y el otro aceptaría la guerra antes que dejarla perecer (a la nación), y la guerra vino.

– Woodrow Wilson (1917)

La guerra inevitablemente deja su marca desde el comienzo, tanto en nuestras mentes, nuestras industrias, nuestro comercio, nuestras políticas como en nuestra acción social. Ser indiferente a ella, o independiente de ella, no estaba a discusión. Y, sin embargo, todo el tiempo hemos sido conscientes de que no éramos parte de ella.

– Franklin D. Roosevelt (1933)

En primer lugar, permítanme reafirmar mi firme creencia de que lo único a lo que debemos temer es al miedo mismo, al terror anónimo, irracional, injustificado que paraliza los esfuerzos necesarios para convertir una retirada en un avance.

– John F. Kennedy (1961)

Así, pues, compatriotas: no pregunten qué puede hacer su país por ustedes; pregunten qué pueden hacer ustedes por su país. Conciudadanos del mundo: no pregunten qué puede hacer Estados Unidos por ustedes, sino qué podemos hacer juntos por la libertad del ser humano.

– Ronald Reagan (1981)

En esta crisis actual, el gobierno no es la solución a nuestro problema. De vez en cuando hemos estado tentados a pensar que la sociedad se ha vuelto demasiado compleja para ser manejada por el autogobierno, que el gobierno en manos de una élite es superior al gobierno de, para y por el pueblo. Pero si ninguno de nosotros es capaz de gobernarse a sí mismo, ¿quién de nosotros tiene la capacidad de gobernar a otro?

– George W. Bush (2005)

Los sucesos y el sentido común nos llevan a una conclusión: la supervivencia de la libertad en nuestro país depende cada vez más del éxito de la libertad en otros países. La mayor esperanza para la paz en nuestro mundo es la expansión de la libertad en todo el mundo.

– Barack Obama (2009)

Hoy nos reunimos porque hemos elegido la esperanza sobre el temor, la unidad de propósitos sobre el conflicto y la discordia. Hoy hemos venido a proclamar el final de las quejas mezquinas y las falsas promesas, de las recriminaciones y los dogmas caducos que durante demasiado tiempo han estrangulado nuestra política.

Añadir un comentario