Política
Ver día anteriorSábado 26 de enero de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Saben que soy inocente, que armaron mi delito, dice el simpatizante zapatista a su salida

Tras 13 meses encarcelado, liberan por falta de pruebas a tzeltal acusado de homicidio

Sántiz López denuncia que un servidor de la PGR le confirmó que lo obligaron a aprehenderlo

Foto
Francisco Sántiz López al salir del penal, en San Cristóbal de las CasasFoto Moyses Zúñiga Santiago
Hermann Bellinghausen
Enviado
Periódico La Jornada
Sábado 26 de enero de 2013, p. 19

San Cristóbal de las Casas, Chis. 25 de enero. Francisco Sántiz López, base de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), salió libre esta tarde del penal sancristobalense, debido a la ausencia de pruebas por los cargos que lo mantuvieron en prisión 13 meses y medio.

Padre de ocho y abuelo de 12, campesino y comerciante tzeltal que ha militado en las bases zapatistas por más de 20 años, declaró, al dar los primeros pasos al otro lado de las rejas: Ahí vamos a seguir la lucha en el EZLN, a seguir el camino, vamos a ganar.

La exigencia de su libertad había generado un movimiento internacional de solidaridad en cerca de 30 países, que se expresó a lo largo de 2012 en plazas públicas y frente a consulados y embajadas de México en los cinco continentes. En dichas movilizaciones también se demandó la liberación de Alberto Patishtán Gómez, adherente de la otra campaña, quien permanece en prisión desde 2000.

Saben que soy inocente, que me armaron mi delito, declaró Sántiz López a la prensa que lo esperaba a las afueras del Centro Estatal para la Reinserción Social de Sentenciados número 5. Primero me acusaron por homicidio, y salí bajo fianza y quedé por portación de armas.

Cabe recordar que el motivo original de su encarcelamiento fue la acusación, pronto desmentida, de que participó en hechos violentos en la comunidad Banavil (Tenejapa), cuando un grupo priísta agredió a familias simpatizantes del EZLN el 4 de diciembre de 2011. En los hechos perdieron la vida un atacante y uno de los agredidos, cuyos restos no han sido localizados, con excepción de un brazo. Como resultado de esos hechos, a la fecha se encuentran desplazadas seis familias indígenas.

Tres meses después, Sántiz López fue exonerado por el juez, pero una nueva acusación por parte de la Procuraduría General de la República (PGR), por presunta portación de arma prohibida, lo retuvo hasta hoy en el penal de San Cristóbal. Esta tarde a las 18 horas, rodeado por una veintena de simpatizantes que le aplaudían y lo abrazaban, llevando un ramo de flores en las manos bajo la llovizna y la neblina, Sántiz López sostuvo: En Banavil el director de procuraduría indígena me levantó mis acusaciones.

Desde el principio, ninguno de los cargos en contra suya pudo ser acreditado, mientras que existían numerosos testigos de que no estuvo en el lugar de los hechos y no portaba ninguna arma al ser detenido en la cabecera municipal de Tenejapa el mismo día.

Hoy relata que el pasado 16 de enero hubo una fuga de dos personas en este penal, y se realizaron cateos. El de la PGR se le aproximó y dijo: “¿Aquí estás? Le dije ‘no hay delito’ y él me dijo ‘me obligaron, me obligaron, vamos a platicar Francisco, aguántale vamos a platicar muy bien, voy a informarme quién me obligó de nosotros que levantara tus acusaciones’. El PGR me dijo claro; es el ministerio público conjuntamente con el juez de Tenejapa Alonso Méndez Guzmán”.

La liberación del civil zapatista se precipitó ayer cuando el magistrado Leonel Jesús Hidalgo ordenó resolver en 24 horas su situación jurídica, considerando que no han sido tomadas en cuenta todas las pruebas existentes a favor de Sántiz López que indican que no fue partícipe de los actos que se le imputan.

Por su parte, el profesor Alberto Patishtán Gómez, a nombre de los presos de la otra campaña, anunció que esta mañana realizaron una peregrinación y una ceremonia religiosa para unirse a la movilización del pueblo creyente en la ciudad de San Cristóbal, en el segundo aniversario del fallecimiento del obispo Samuel Ruiz García.

Patishtán denunció al nuevo director del penal, Wenceslao Urbina Gutiérrez, y al contador Flaviano Clemente Avendaño, de negarle el medicamento que necesita administrarse desde que fue intervenido de un tumor intracraneal a fines de 2012. También denunció que ahora los custodios hostigan e intimidan a los familiares de los presos de la otra campaña, y los despojan de los alimentos que éstos llevan a los internos.

Demandó por último la libertad suya y de los demás miembros de la Voz del Amate y Solidarios de la Voz del Amate.