Economía
Ver día anteriorLunes 28 de enero de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Podría ser un antecedente para triangular el comercio internacional, advierte

Con Dragon Mart México perderá capacidades comerciales: CCE

Preocupa a empresarios que el proyecto desplace a productores y empresas locales

Exigen investigar si no será una forma de cubrir prácticas desleales en la fase de importación

Foto
Uno de los socios del proyecto Dragos Mart, Carlos López Rodríguez, en una conferencia de prensa ofrecida a principios de eneroFoto Pablo Ramos García
Juan Carlos Miranda
 
Periódico La Jornada
Lunes 28 de enero de 2013, p. 27

Si el proyecto Dragon Mart representa un antecedente para triangular el comercio internacional y crear un acceso preferencial al mercado de Estados Unidos, entonces los mexicanos estamos en la antesala de una pérdida de capacidades productivas y de creación de comercio, alertó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En su análisis semanal, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp), que depende del CCE, advirtió que la racionalidad económica sugiere no ponerle la mesa del libre comercio regional a una economía que no practica nuestros mismos principios sobre la base de una competencia real y ajena a todo tipo de intervencionismo y control estatal.

Señaló que la preocupación mayúscula de los empresarios en torno a las implicaciones que podría tener el proyecto Dragon Mart (complejo comercial de 562 hectáreas que se instalaría en Cancún para la exposición permanente y venta de productos chinos) es si podría desplazar a los productores y empresas locales.

El organismo consideró que la preocupación de los industriales no es infundada si se considera la creciente cuota del mercado mexicano para las importaciones provenientes de China que, dijo, responde a una mayor competitividad de sus manufacturas.

Agregó que si bien dicha competitividad se basa en los bajos costos salariales que enfrentan las empresas chinas, también obedecen a un fuerte intervencionismo del Estado, lo que provoca un desplazamiento de los productos mexicanos en las relaciones bilaterales entre México y China.

De acuerdo con el análisis del CEESP, las oportunidades de hacer negocios y la llegada de inversión extranjera directa (IED) son fundamentales para México, pero advirtió que se deben revisar cuidadosamente los proyectos que se proponen a partir de Dragon Mart.

Precisó que una de las principales preocupaciones se refiere a la incidencia sistemática de China en casos de dumping, además de ser el país que más ha infringido los derechos de propiedad intelectual. A junio de 2012 China acaparó el mayor número de medidas antidumping (24 por ciento del total) registradas por la Organización Mundial del Comercio.

Se requiere una investigación seria y urgente de las autoridades federales antes de autorizar cualquier forma IED para tener la certeza de que un centro de acopio, exhibición y distribución (y su momento de ensamblaje) como el propuesto no representa una forma de cubrir y triangular prácticas desleales durante la fase de importación. Más aún, conviene evaluar si una propuesta de este tipo no implica un desplazamiento real del comercio en México, puntualizó el organismo.

Tanto la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) como la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) han externado su rechazo absoluto a la construcción del complejo, al advertir que afectará y sentará un precedente negativo para el sector y la economía nacional al fomentar la competencia desleal.

El Centro de Estudios del CCE señaló que el carácter intrínseco de no mercado de la economía China es un argumento que hace cuestionar la lógica de Dragon Mart, porque dijo que es un hecho que el gobierno chino ha apoyado y usado sus empresas estatales como palanca de desarrollo, lo que puede considerarse una subvención gubernamental para competir en los mercados globales.

Añadir un comentario