Política
Ver día anteriorJueves 28 de febrero de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Presentan en Puebla México en Wikileaks, Wikileaks en La Jornada

Advierte Wikileaks sobre nuevo ataque de EU contra ella e Internet

Controlar la libertad de expresión, el objetivo: Kristinn Hrafnsson

Foto
Aurelio Fernández, director de La Jornada de Oriente; Joseph Farrell y Kristinn Hrafnsson, de Wikileaks; Pedro Miguel, de La Jornada, y Maria Eugenia Sánchez, de la Universidad Iberoamericana campus Puebla, durante la conferencia y presentación del libro México en Wikileaks, Wikileaks en La JornadaFoto José Castañares
Martín Hernández Alcántara
La Jornada de Oriente
Periódico La Jornada
Jueves 28 de febrero de 2013, p. 23

Puebla, Pue., 27 de febrero.

Kristinn Hrafnsson, vocero de Wikileaks, consideró que ante el fracaso de la política del gobierno de Estados Unidos en la guerra contra el terrorismo y el narcotráfico, ahora se ha inventado una nueva cruzada contra la libertad que incluye el control de Internet, y la persecución contra la organización que fundó Julian Assange.

El portavoz estuvo este miércoles en la Universidad Iberoamericana campus Puebla, acompañado de su compañero Joseph A. Farrell, para presentar el libro México en Wikileaks, Wikileaks en La Jornada, junto con el escritor Pedro Miguel, la investigadora María Eugenia Sánchez Díaz de Rivera, fundadora de la cátedra Alan Touraine, y de Aurelio Fernández Fuentes, director de La Jornada de Oriente.

Durante su exposición, Hrafnsson destacó que la ofensiva del gobierno estadunidense contra Wikileaks debería poner en alerta a los medios de comunicación tradicionales como The New York Times o The Guardian, pues los argumentos que hoy son usados contra nosotros más tarde serán usados contra ellos, pues lo que intenta el poder hegemónico en todo el mundo es controlar la libertad de expresión y el derecho a la información.

Añadió que, como un intento para desvirtuar a Wikileaks, esa organización periodística ha sido incluida en la lista de hackers más peligrosos, como la organización Anonymous: “peor, nosotros no nos dedicamos a hackear, nosotros no atacamos páginas ni portales gubernamentales; simplemente recibimos información que debe ser conocida por la opinión pública y que nos encargamos de difundir o entregar a medios que consideramos que pueden darla a conocer a un público amplio”.

Por su parte, María Eugenia Sánchez Díaz de Rivera destacó el papel que Wikileaks y La Jornada han tenido como difusores de información que la sociedad debe conocer.

Pedro Miguel expresó que los cables de la embajada de Estados Unidos en México que fueron entregados por Wikileaks a La Jornada y divulgados por ésta debieron haber causado un cisma en el poder político mexicano, pero eso no ocurrió porque el resto de los medios guardaron un silencio sospechoso, que no tenía que ver con el celo periodístico, sino con los intereses de esos medios, que veían en la réplica de esa información un peligro para el sistema de poder que ellos mismos lideran, porque ahora los medios no son instrumentos sino patrones, patrones que tienen a su servicio a una clase política.

Aurelio Fernández preguntó en broma a los enviados de Wikileaks si entre los cables que tienen no había correspondencia entre Elba Esther Gordillo –detenida apenas el martes– y su protegido, el gobernador de Puebla Rafael Moreno Valle Rosas. Le respondieron que al menos ellos no conocían que hubieran intercambiado cartas.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks