Estados
Ver día anteriorViernes 22 de marzo de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Ambientalistas y campesinos repudian en la zona arqueológica de Xochicalco proyecto minero

Reprimen policías manifestación de jóvenes en la Pirámide del Sol

Estudiantes protestaban contra la privatización del sector energético, el gobierno de Peña Nieto y la instalación de un Walmart en Teotihuacán

Foto
Policías auxiliares del Distrito Federal y federales que vigilaban la zona arqueológica de Teotihuacán, estado de México, sacaron por la fuerza a un grupo de jóvenes que protestaban en las escalinatas del segundo cuerpo de la Pirámide del SolFoto Javier Salinas Cesáreo
Foto
En Morelos, un centenar de campesinos y ambientalistas se manifestaron en la zona de vestigios prehispánicos de Xochicalco en contra de la empresa Esperanza Silver, que pretende explotar una mina de oro y plata a unos metros de ese sitio arqueológicoFoto Rubicela Morelos
Javier Salinas Cesáreo
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 22 de marzo de 2013, p. 42

Teotihuacán, Méx., 21 de marzo.

Policías auxiliares del Distrito Federal, encargados de vigilar la zona arqueológica de Teotihuacán, reprimieron a unos 80 jóvenes activistas, quienes protestaron en las escalinatas de la Pirámide del Sol contra la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex), contra la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la operación de una tienda Walmart en la zona.

Al mediodía, cuando la afluencia de visitantes a la pirámide con motivo del equinoccio de primavera era mayor y varias personas realizaban rituales para cargarse de energía, los agentes arremetieron a golpes contra los jóvenes, lo que derivó en un zafarrancho.

Los activistas, entre ellos estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), así como del colectivo Coatlicue Frente Oriente, ingresaron a la zona arqueológica y se apostaron en las escalinatas del segundo cuerpo de la pirámide del Sol para manifestarse de manera pacífica.

Los inconformes gritaron consignas contra las privatizaciones en el país y desplegaron tres mantas, en las cuales se leía: Fuera PRI, no a la privatización de Pemex y en repudio a la CFE y fuera Peña Nieto.

Un grupo de policías auxiliares del Distrito Federal y custodios vigilantes del sitio intentaron arrebatarles sus mantas, lo que desató una primera riña, en la que varios jóvenes fueron golpeados.

Los muchachos lograron desplegar de nuevo sus mantas, pero los policías los superaron en número. Durante 15 minutos hubo empujones y manotazos de ambos bandos, hasta que finalmente los elementos de seguridad retiraron a los manifestantes.

Unos 30 policías federales formaron valla para desalojar a los activistas. En la confusión, estudiantes de preparatoria que no tenían que ver con la riña pero corearon consignas de apoyo a los manifestantes también fueron expulsados de la zona arqueológica. No hubo detenidos.

Nuestra intención era manifestarnos contra la política económica del gobierno federal, el mal gobierno de Enrique Peña Nieto y su intentona de privatizar el petróleo, expresó Carlos Esteban, uno de los activistas.

A causa del incidente, durante unos 20 minutos se restringió el acceso a la Pirámide del Sol. Este jueves, miles de personas, la mayoría vestidas de blanco, acudieron a la Ciudad de los Dioses. Los cuerpos de rescate reportaron saldo blanco, aunque algunos visitantes recibieron atención médica por cansancio e insolación.

La policía auxiliar del Distrito Federal vigila dentro de la zona arqueológica de Teotihuacán como parte de un convenio firmado con el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Piden negar permiso y retirar concesiones

Rubicela Morelos Cruz Corresponsal

Cuernavaca, Mor., 21 de marzo.

Un centenar de ambientalistas y campesinos se manifestaron en la zona arqueológica de Xochicalco para rechazar que la empresa Esperanza Silver, de capital canadiense, explote una mina de oro y plata a unos cuantos metros de este sitio de vestigios.

Encabezados por Flora Guerrero, los manifestantes exigieron que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) niegue a esa empresa permiso para explotar los cerros El Jumil y Jolotepec.

Hace seis años la compañía comenzó a realizar exploraciones y, mediante dádivas, algunos pobladores de Tetlama han aceptado la instalación de la mina, aunque otros la rechazan por temor a que dañe el embiente.

Los manifestantes aprovecharon que este jueves acudieron a las pirámides cientos de personas a cargarse de energía por el inicio de la primavera, para informarles que las autoridades federales pretenden que la empresa canadiense explote la mina, a pesar de los riesgos para el medio ambiente y la zona arqueológica.

Luchamos por la vida, por nuestro estado, por la conservación de los últimos ecosistemas que nos quedan, de los cuales la mina destruiría una parte importante, aseguró la activista.

Explicó que las minas a cielo abierto –método que se pretende aplicar en Xochicalco– arrasan cerros completos y la contaminación con cianuro y metales pesados es gravísima, eso está documentado. De acuerdo con los geólogos, toda la parte rocosa (de los dos cerros) es muy vulnerable y puede filtrar agua contaminada; las explosiones pueden alterar el curso de los mantos freáticos y el cianuro contaminaría el río y el aire.

Durante la protesta, que se inició con una marcha desde el museo de sitio hasta la zona de las pirámides, donde hicieron un ritual, los ambientalistas exigieron que la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental de la Semarnat rechace la manifestación de impacto ambiental que presentó Esperanza Silver. Organizaciones ciudadanas, especialistas y académicos presentaron observaciones a ese documento en tiempo y forma, agregó Flora Guerrero.

También pedimos al Presidente que se retiren definitivamente las concesiones de 15 mil hectáreas alrededor de las zona arqueológica de Xochicalco, patrimonio de la humanidad, concluyó.