Mundo
Ver día anteriorMiércoles 3 de abril de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Busca regular transacciones anuales por 70 mil mdd que abarcan hasta buques de guerra

Aprueba la ONU primer tratado global sobre comercio de armas

Recibió luz verde en la Asamblea General; para entrar en vigor deben ratificarlo 50 países

Siria, Corea del Norte e Irán votaron en contra, 154 naciones a favor y hubo 23 abstenciones

Foto
Aspecto de la Asamblea General de la ONU, ayer en Nueva York, tras la votación de un tratado internacional para el comercio de armasFoto Reuters
Reuters y Afp
 
Periódico La Jornada
Miércoles 3 de abril de 2013, p. 30

Nueva York, 2 de abril.

La Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) aprobó este martes de forma contundente el primer tratado global sobre comercio de armas de la historia, con el que busca regular el flujo internacional de 70 mil millones de dólares anuales en armamento convencional, que va desde armas livianas hasta tanques y buques de guerra.

La asamblea registró 154 votos a favor, tres en contra (Siria, Corea del Norte e Irán) y 23 abstenciones.

Irán, Siria y Corea del Norte evitaron la semana pasada que una conferencia preliminar sobre el borrador del tratado lograra el consenso necesario para su adopción. Las delegaciones que lo respaldan no tuvieron otra opción que llevar el tema a la Asamblea General para lograr su aprobación.

Irán, que afronta un embargo de armas de la ONU por su programa nuclear, quiere asegurarse que no se le impida importar y exportar armas, dicen diplomáticos. El gobierno de Siria enfrenta una guerra civil de dos años y depende de las armas rusas e iraníes, agregaron.

Corea del Norte también está bajo embargo de armas de la ONU debido a sus programas de armas nucleares y misiles.

El tratado, de 15 páginas, estará abierto a la firma el 3 de junio y entrará en vigor 90 días después de que el firmante 50 lo ratifique.

China y Rusia –dos importantes productores de armas– se unieron a los países de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América: Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, y Nicaragua, así como otras naciones en la abstención.

Se ha decidido forzar ante la Asamblea General de la ONU una decisión que no ha logrado el consenso esperado, afirmó el embajador cubano, Rodolfo Reyes.

Varios países se quejaron de que el tratado favorece la exportación de armas por sobre los estados importadores. No incluye los drones (aviones no tripulados) los transportes blindados del ejército y los equipos destinados a las fuerzas del orden.

Estados Unidos, el mayor exportador mundial de armas, dijo la semana pasada que votaría a favor del tratado a pesar de la oposición de la Asociación Nacional del Rifle (ANR), poderoso grupo que defiende la tenencia de armas.

La ANR se opone al tratado y se ha comprometido a luchar para evitar su ratificación en el Senado de Estados Unidos cuando llegue a Washington.

La ANR dice que el tratado minará los derechos a tener armas en el país, visión que rechaza la Casa Blanca.

Votaron a favor Estados Unidos, Argentina, Colombia, México, Gran Bretaña y Francia, entre más de un centenar de naciones.

El secretario de Estado, John Kerry, dijo esperar que el texto ayude a reducir el riesgo de que las transferencias internacionales de armas convencionales sean utilizadas para perpetrar crímenes de guerra, genocidio, terrorismo y de lesa humanidad.

El dos veces presidente de Costa Rica y premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, dijo a la prensa de su país que este tratado es la contribución más importante que la diplomacia costarricense ha hecho en toda la historia de la humanidad, al destacar que la propuesta original del tratado provino de San José.

El embajador de Siria ante la ONU, Bashar Jafari, reiteró que su gobierno se opone al tratado ya que no prohíbe la venta de armas a actores no estatales y terroristas como los que están activos en Siria, donde una guerra civil que ya se extiende por dos años ha cobrado al menos 70 mil vidas, según estimaciones de Naciones Unidas.

Siria habitualmente se refiere a los opositores armados que intentan derrocar al presidente Bashar Assad como terroristas apoyados por gobiernos extranjeros.

El tratado, el mayor texto sobre desarme desde la adopción de la prohibición de ensayos nucleares en 1996, no impide las transferencias a grupos armados, pero señala que todas estas operaciones estarán sujetas a rigurosos análisis de riesgo y derechos humanos.

La coalición de Control de Armas, que representa a más de 100 organizaciones no gubernamentales en 120 países, celebró el voto en la ONU y pidió que comience cuanto antes la ratificación.

El acuerdo de comercio de armas envía un mensaje claro a los traficantes que dotan a violentos y dictadores de que su momento ha terminado, dijo Anna Macdonald, del grupo de desarrollo global Oxfam. Ya no podrán operar y armarse con impunidad. El mundo los estará mirando, agregó.

Amnistía Internacional también valoró positivamente que se haya alcanzado el acuerdo.