Opinión
Ver día anteriorDomingo 7 de abril de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Reforma educativa
Dignidad magisterial
Martha de Jesús López Aguilar*
E

l escenario en que el nuevo PRI da prioridad a la vieja práctica de alianzas cupulares es posible gracias al Pacto por México, con la complicidad de PRD y PAN, y busca legitimar a Enrique Peña Nieto e imponer sin problemas las reformas estructurales. La primera fue la reforma educativa, impuesta sin tomar en cuenta la opinión y participación de maestros, estudiantes, padres, especialistas, sindicato y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE); ni las experiencias generadas a partir de los proyectos de educación alternativa en Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Chiapas y el DF.

Una práctica de la actual clase gobernante es la guerra mediática contra los maestros, con expresiones como: “Deben darles de palos… Se les tiene que aplicar todo el rigor de la ley… Se debe encarcelar a esos rijosos… Los deben de despedir”. Estas son algunas de las expresiones con que incitan a la población contra los docentes. Enrique Peña Nieto, en el foro México con Educación de Calidad para Todos, el 3 de abril pasado, dijo que la capital de Veracruz es Boca del Río, y ante tal pifia se justificó diciendo el Presidente de la República a veces se equivoca. Después afirmó que no va a permitir retrocesos, ni presiones en el tema de la reforma educativa. Por su parte, Emilio Chuayffet con su estilo autoritario aseguró (11/12/12) que el que repruebe se va, y añadió esto no es pactable ni diferible.

La Coparmex, en voz de su presidente Juan Pablo Castañón, sostuvo que en caso de paro de labores abrirían sus oficinas para dar clases extramuros en coordinación con los padres y pidió a la Secretaría de Educación Pública no pagar los salarios de los maestros que hagan paro.

Estas formas de amedrentar del gobierno sólo promueven la confrontación y justifican la represión al magisterio, como quedó demostrado en Guerrero el viernes pasado.

La lista de razones por las que la CNTE se opone a la reforma educativa incluye ser antidemocrática, centralista, proempresarial-mercantil, ambigua, deficiente, incompleta, regresiva, impositiva y punitiva. En lo pedagógico no contiene elementos para una auténtica reforma, un planteamiento preciso e integral para la transformación de la educación ni del sistema educativo nacional. Respecto a la llamada calidad, no está definida y no se establece el proceso que la hará posible.

En lo social, impactará a los sectores más empobrecidos, profundizando la segregación, marginación y exclusión social. En lo cultural, se sustituyen valores como identidad nacional, solidaridad, unidad, amor a la patria, principios éticos, por categorías económicas que provienen de la globalización como eficacia, eficiencia, competencia, productividad, estandarización, individualismo y consumismo, trasmitidas por medio del adoctrinamiento de pautas culturales dominantes.

Se impone el pensamiento único a través del currículo y la evaluación estandarizada, con conocimientos y respuestas uniformes, violentando los derechos de sectores vulnerables y de los pueblos originarios, sin tomar en cuenta el enfoque intercultural.

La estrategia de la CNTE para enfrentar los cambios a los artículos tercero y 73 de la Constitución ha seguido tres rutas: La política, con amplias y crecientes movilizaciones en todo el país, empleando la táctica de movilización-negociación, obteniendo la interlocución directa con los gobiernos federal y estatales, pero sin avances significativos.

La jurídica, interponiendo 130 mil solicitudes de amparo, que se incrementarán el 10 de abril, pues se incluirá a padres de familia y normalistas.

La pedagógica, con la defensa de la escuela pública, la construcción de proyectos de educación alternativa y la realización de foros y el Congreso Nacional de Educación que tendrá lugar del 25 al 28 de abril en el Zócalo de la ciudad de México, el cual busca la más amplia participación de estudiantes, maestros, padres, investigadores, organizaciones sociales y sindicales; en contraste con la nula participación en la definición de la llamada reforma educativa.

Los especialistas han señalado categóricamente las afectaciones de esta reforma, porque es la síntesis de las políticas educativas neoliberales impuestas en México por la OCDE en los pasados 21 años, con resultados negativos, pues aumentó los índices de deserción, reprobación, rezago educativo y la reducción de la cobertura y egreso, profundizando la brecha de pobreza y marginación del pueblo mexicano. Esta modificación constitucional apunta al desmantelamiento y privatización de la educación por medio de la autonomía de gestión de los planteles, la cual intenta responsabilizar a los padres del mantenimiento de las escuelas. Además conlleva la modificación de derechos de los docentes, de la organización del trabajo y de las relaciones laborales.

El reto para el movimiento en defensa de la educación pública es sortear la amplia campaña de los poderes fácticos que pretenden avanzar en la privatización de la educación, desarrollando propuestas educativas alternativas, las cuales tengan como eje el desarrollo integral de niños y jóvenes para la construcción de aprendizajes para la vida plena, es decir, para la transformación de la naturaleza, la sociedad y el pensamiento, con un carácter humanista, democrático y ecológico, para que la escuela pública sea una institución con función emancipadora necesaria para construir un proyecto de nación con soberanía, justicia y dignidad.

* Profesora de educaciónprimaria, maestra en investigación educativa y autora del libro El movimiento magisterialen la primavera de 1989

Añadir un comentario