Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 2 de mayo de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Me dijeron que lo hacían por andar de puto, afirma

Joven gay denuncia a patrulleros que lo golpearon y robaron en el DF
Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Jueves 2 de mayo de 2013, p. 54

Por haber sido detenido, golpeado y robado por policías en el Centro Histórico del Distrito Federal el pasado 15 de marzo, el joven sicólogo Jonathan Zamora López levantó denuncias ante el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, la Secretaría de Seguridad Pública y la Unidad Especializada para la Atención a la Comunidad de la Diversidad Sexual.

En conferencia de prensa, Zamora López informó que también entregó a Miguel Ángel Mancera, jefe del gobierno capitalino, las firmas de la petición que abrió en la página change.org para solicitar la realización de diversas acciones correctivas, con el fin de evitar actitudes discriminatorias relacionadas con la diversidad de género.

De acuerdo con el afectado, su detención tuvo como única causa la homofobia, pues cuando preguntó a los policías el porqué le respondieron por andar de puto.

Contó que tras la “detención arbitraria, los golpes y el despojo de sus propiedades personales levantó una denuncia ante el Ministerio Público e informó de la violación de sus derechos por diversidad de género a las instancias referidas. También aseguró que Mancera recibió las firmas a la petición que abrió en change.org el 19 de abril pasado.

Zamora López exige a las autoridades a las que ha exhibido su caso que se esclarezcan las situaciones acontecidas, que se restituya su propiedad (celular y dinero) y que la autoridades reconozcan la humillación, extorsión y vejaciones que recibió por su identidad de género.

Señaló que además propone diversas acciones a las autoridades de Seguridad Pública, como un reclutamiento y selección del personal que incluya pruebas necesarias para certificar que son personas aptas para el puesto y no homofóbicas.

El 15 de abril pasado, en el Centro Histórico, a las 4:30 horas, una patrulla se acercó a Zamora López, cuyos tripulantes le preguntaron si había bebido alcohol. “Les contesté que sí, pero que no estaba haciendo nada malo. Aun así me obligaron a subir, y cuando les dije que no tenían ningún motivo para hacerlo me respondieron ‘por andar de puto’. Expresé que los denunciaría por la arbitrariedad de la detención y por el acto discriminatorio. Ellos me contestaron que para dejarme ir les tenía que dar sexo oral”.

Después de haber sido golpeado, humillado y despojado de algunas de sus pertenencias, fue liberado.

Añadir un comentario